Edición Impresa

Scocco no alcanzó el nivel superlativo del ciclo anterior en Newell's con Martino

El punta debió lidiar con lesiones musculares, no terminó de acomodarse nunca desde lo físico, no alcanzó la plenitud futbolística y así todo se le hizo cuesta arriba.

Domingo 23 de Noviembre de 2014

Para los hinchas de Newell’s la llegada de Ignacio Scocco a mitad de año despertó una catarata de ilusiones y sueños. Porque tenían en la retina el gratísimo recuerdo de la montaña de goles que había anotado en su último paso en el equipo que conducía el Tata Martino. Y por sobre todas las cosas porque el centrodelantero de Hughes tenía el deseo de volver al club que ama y donde encontró su lugar en el mundo. En consecuencia todo hacía suponer que con Nacho los rojinegros tendrían asegurado un piso importante de goles y a partir de allí embalarse con la pelea por el campeonato. Pero las cosas no salieron dentro de lo previsto, el punta debió lidiar con lesiones musculares, no terminó de acomodarse nunca desde lo físico, no alcanzó la plenitud futbolística y así todo se le hizo cuesta arriba. Igual Scocco no baja los brazos, le sigue metiendo para adelante y le vendrá más que bien la próxima pretemporada para ponerse diez puntos.

   Nacho se fue la última vez como un temible romperredes y desde que regresó no pudo acercarse a ese rol. Busca, quiere, intenta, pero no logra hacer pesar su supremacía en el área de enfrente. Un desgarro en el aductor le jugó una mala pasada, fue expulsado en el clásico ante Central y en la última fecha ante Defensa y Justicia malogró un penal. Todas cuestiones que grafican su presente irregular.

   Vale repasar algunos datos para poner en evidencia que Scocco no está pasando su mejor etapa goleadora con la camiseta de Newell’s. En lo que va del semestre solamente pudo anotar 3 goles en los 751 minutos que estuvo en cancha en el campeonato.

   En su tercera etapa en el club, Nacho jugó 10 de los 16 partidos del torneo (8 como titular). Y llegó a la red contra Olimpo (L) 1-0 de tiro penal, Racing (V) 1-1 y San Lorenzo (L) 3-1.

   Si bien su promedio de goles de este torneo no es tan malo, la vara estaba muy alta y es una realidad incontrastable que Scocco bajó su producción goleadora en Newell’s a menos de la mitad con respecto a su segunda etapa en el club en la temporada 2012/13.

   Es que en aquel brillante ciclo con el Tata Martino, donde la Lepra fue campeón del Final 2013 y semifinalista de la Copa Libertadores 2013, Nacho marcaba un gol cada 109 minutos en cancha (ver infografía). Muy lejos de los 250 minutos que tarda este año en festejar un gol con la casaca leprosa.

   Aunque cabe destacar que estos números son un poco mejor que su primera etapa en Newell’s entre 2004 y 2006, donde hacía un gol cada 275 minutos (hizo 20 goles en 81 cotejos).

   Las estadísticas de Scocco en el club son notables. Lleva 53 goles en 137 cotejos (111 de titular) y ocupa el puesto número 14 entre los máximos goleadores de la era profesional de Newell’s detrás de V. Ramos (104 goles), E. Gómez (100), J. Fabrini (95), S. Santamaría (90), A. Obberti (89), R. Alfaro (73), R. Pontoni (72), S. Robles (67), J. Canteli (64), S. Almirón (62), A. Cozzoni (58), M. Zanabria (57) y Héctor Yazalde (54).

Datos: Carlos Durhand
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario