Edición Impresa

Scioli y Massa siguen a plena pelea tras el paro de las CGT opositoras

El gobernador vinculó al tigrense con Barrionuevo. Desde el Frente Renovador calificaron al mandatario de "pajarito bobo".

Domingo 13 de Abril de 2014

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, vinculó al diputado Sergio Massa con el jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, y el paro que realizó el sindicalismo opositor, mientras que desde el Frente Renovador le respondieron con dureza y lo tildaron de "pajarito bobo".

"Ayer (por el viernes) se ha puesto en evidencia el trasfondo político del paro", afirmó Scioli en alusión al respaldo que dio Barrionuevo a una candidatura presidencial del ex intendente de Tigre al estimar que "Massa los va a matar en las elecciones" de 2015.

Scioli vinculó al Frente Renovador con sectores que, con una "gran intencionalidad política", tratan de "generar situaciones de imprevisibilidad, incertidumbre en lo económico, en lo social e institucional que ha generado este paro general". Sin dar nombres, el mandatario asoció a Barrionuevo con Massa, al indicar que "uno de los gremialistas" que impulsó la huelga dio "un apoyo contundente a determinado candidato, y desde el mismo sector siempre se estaba instalando una percepción negativa de la Argentina".

Scioli aludió al massismo también al criticar a un "determinado espacio que veía, preveía y difundía que la Argentina iba camino a quedarse sin divisas, en un proceso hiperinflacionario, que esto iba a tener consecuencias institucionales".

"Como nada de eso ocurrió, esta inestabilidad financiera o de reservas, ahora se alienta y se pone en evidencia el trasfondo político a través de un paro con las declaraciones de uno de los sindicalistas de apoyo a uno de los referentes políticos", evaluó.

Ante ello, el diputado massista Alberto Roberti calificó al mandatario como un "pajarito bobo alineado con las políticas ausentes del kirchnerismo". Roberti rechazó las alusiones de Scioli y consideró que "son palabras irresponsables de una persona que ejerce el cargo de gobernador y de una persona muy cruel porque cómo puede hablar de estas cosas frente a la tragedia que vive la provincia".

"La ola naranja que impulsa se está transformando en una ola roja de sangre y de muerte", agregó ante una consulta, y remarcó: "Una persona que tarda 20 años en reconocer a su hijo efectivamente es una persona muy cruel y no tiene personalidad".

En tanto, el intendente de Olavarría, José Eseverri, remarcó que el Frente Renovador se impuso en las legislativas "sin (Hugo) Moyano ni Barrionuevo".

Scioli "se la pasa como un lorito que repite y repite lo que la presidenta le pide que diga", dijo Eseverri, y coincidió con Roberti al opinar que "solo una persona que tardó 20 años en reconocer a un hijo puede tener la sangre helada y no reaccionar ante la tragedia y el drama que vivimos todos los bonaerenses".

Massa evitó sumarse a la polémica pero advirtió que el paro del jueves "tuvo una mancha feroz que fue el hecho de que haya habido piquetes".

"Es una locura forzar con piquetes la ausencia al lugar de trabajo. Creo que ensucia cualquier opción de voluntad que libremente quiera llevar adelante un trabajador", insistió sobre los cortes que realizaron militantes de izquierda durante la acción gremial.

Desde el PRO, la diputada nacional Laura Alonso cuestionó el paro del jueves al afirmar que "la burocracia sindical no representa al trabajador y sus necesidades" ya que está "más preocupada por pelearse" con la presidenta Cristina Fernández.

Además, la legisladora sostuvo que la huelga se produjo en el marco de una "interna peronista" en la que la cúpula sindical "es amiga u opositora del kirchnerismo y no logra salir de la discusión de la interna". Por otra parte, Alonso repudió la política económica del gobierno al afirmar que "la inflación es una responsabilidad de la mala gestión" de la jefa del Estado y enfatizó que "al 90 por ciento del asalariado no le alcanza la plata para vivir".

"La inflación existe, cualquier asalariado no llega a fin de mes. Al 90 por ciento del asalariado no le alcanza la plata para vivir. La inflación es una responsabilidad de la mala gestión de Cristina Kirchner, que desató la furia impresora de billetes y no controló variables macroeconómicos", sentenció.

La dirigente del PRO analizó la medida de fuerza encabezada por los líderes de las CGT opositoras y remarcó que cuando el país atraviesa una huelga "de este tipo pierde mucho dinero".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario