Edición Impresa

Scioli y el kirchnerismo, una sociedad que empieza a perfilarse con fuerza

Desde los despachos de la Casa Rosada ven en el gobernador de Buenos Aires al candidato que puede llevarlos al triunfo en las elecciones nacionales de 2015.

Martes 11 de Noviembre de 2014

Diciembre, el mes de las presuntas decisiones en el ordenamiento de precandidaturas al interior del Frente para la Victoria (FpV), ya está llegando. "A fin de año veremos quién queda, cómo queda y quién se baja", fue una frase que, con matices, dijo la media docena de postulantes kirchneristas en el primer semestre. El año empieza al encontrar su final, y varios de los interesados, más tarde o más temprado, se preparan para despedirse del sueño presidencial.

"Se pueden explorar alternativas, nombres, todo bien con eso. Pero mientras no suceda nada que cambie radicalmente las cosas, el candidato del FpV en 2015 será Daniel Scioli". La definición, in pectore de muchos, la dijo a LaCapital un funcionario con escasa afinidad ideológica con el gobernador de Buenos Aires, y a la vez, de alto rango del gobierno nacional.

Mientras tanto, especular hoy con una determinación de CFK respecto a los precandidatos —marzo de 2015—, sería pura ficción. Agustín Rossi, Jorge Taiana, Sergio Urribarri, Julián Domínguez, entre otros, seguirán caminado el país: algunos con fuerte determinación como Rossi, que ya adelantó: "en verano no paro". Y otros a paso más lento, tal vez esperando señales desde Balcarce 50.

"En el kirchnerismo volvemos a sentir que en 2015 se gana: predijeron catástrofes y no sucedieron. A las salida de 2009 estábamos con 140 mil Repros (subsidios para pagar salarios a empresas en crisis), y hoy estamos en 40 mil, bastante mejor", explicó el ministro de Defensa, Agustín Rossi, a este diario, minutos antes de emprender un nuevo acto político en Córdoba.

Supervivencia. De todos modos, los precandidatos K empiezan a imaginar que en el mejor de los casos EM_DASHdeterminación presidencial de por medioEM_DASH, y luego de atravesar el juego de la "supervivencia del más apto", bajo el sol quemante del verano, la aspiración máxima será conseguir una habilitación política para ingresar a las Paso, con Scioli. Buscando una derrota decorosa, que sume. Nadie sabe qué hará la Cristina, pero de toda lógica: no pondrá uno "propio" para que pierda por goleada.

Si ése es el escenario, buscará "apropiarse" de Scioli, cómo candidato único, bajando a todos los demás de las Paso.

En medio del hermetismo total, aseguran que la presidenta habría soltado una frase significativa dirigida a los propios: "Scioli es uno de nuestros candidatos".

La hipótesis del combate abierto contra el ala conservadora del FpV, expresada por Scioli, iría declinando sustento.

Pero once meses es mucho tiempo todavía. La determinación y voluntad transformadora del kirchnerismo sigue acelerando con el pie a fondo. Leyes de enorme transcendencia atraviesan el congreso como rayos encendidos de fuego. Apuntan directamente a reformatear muchos órdenes conservadores de la vida de los argentinos. Esto seguirá así, hasta el último día. Una sola cosa no hay ni puede haber para los que trabajan cerca de Cristina: miedo. Ni vacilaciones.

Los equipos del gobierno kirchnerista se entregan a destajo, y en total hermetismo. Nadie sabe qué se cocina en otras áreas. Todo se hace pisando el acelerador por el callejón que toque, sin tiempo para mirar a los costados.

"Acá no hay contemplaciones de la vida personal de nadie, nadie se puede bajar, nadie puede aflojar: el único norte es el proyecto político colectivo", gusta definir el funcionario que ya aprendió a conocer la dinámica presidencial en detalle.

Mientras tanto, el sciolismo suma progresivamente adhesiones en el interior del país: anteayer fue el turno de Miguel Pichetto, en Río Negro. Por su perfil, no sorprende que el jefe de bloque de senadores del FpV juegue con Scioli. Pero que lo diga de manera abierta habla del clima de época, y constituye una novedad política. Pichetto condensa voluntades del peronismo tradicional en el Senado.

"La línea de trabajo de campaña se mantiene", explicó ayer a LaCapital Roxana Latorre. La senadora por Santa Fe integra el equipo de campaña de Scioli y viajó con el candidato a Río Negro, para acompañar la apoyatura de Pichetto a Scioli.

"Se trata de explicarle a la sociedad que se mantiene lo principal del programa político de éstos 11 años y que se agregará una mayor apertura al tema inversiones productivas, que es lo que tal vez necesite la etapa que viene", abundó la senadora.

Para saber si el candidato del FpV es Scioli, en soledad, o como resultado de las Paso, faltan unos cinco meses. La lógica del kirchnerismo no es entretenerse en valoraciones del tipo: si Scioli —en caso de alcanzar la Presidencia—, será más o menos proactivo en similar línea política del kirchnerismo. En el imaginario K eso está descartado. Scioli será un enlace con el establishment.

Por eso los cientos de funcionarios jóvenes —ligados a las organizaciones kirchneristas—, que ocupan progresivamente lugares en el Estado y la decisión de conformar las listas de diputados y senadores desde la Casa Rosada para resistir desde adentro. Y construir el futuro.

Finalmente, otra incógnita grande sobrevuela el 2015: Si Cristina decidirá, o no, impulsar la elección de diputados para el Parlamento del Mercosur. En elección simultánea con la de octubre (no con las Paso).

En caso positivo, y pasando una ley por el Congreso —el FpV tiene las mayorías—, en octubre de 2015 el FpV podría presentar una boleta sábana que donde, además de la fórmula presidencial, se sume un cuerpo con el nombre de Cristina Fernández de Kirchner como candidata al Mercosur. El tiempo dirá.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario