Edición Impresa

Scioli salió al cruce de una andanada de críticas oficialistas

Tras reiterar que encarna el modelo, el gobernador bonaerense advirtió: “No se confundan, las cosas las hago, pero a mi manera”.

Jueves 26 de Marzo de 2015

E gobernador bonaerense y precandidato presidencial por el Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, rechazó ayer las críticas de sectores del kirchnerismo por la falta de una posición confrontativa. “No se confundan, las cosas las hago, pero a mi manera”, enfatizó, tras lo cual prometió continuar con “los pilares fundamentales del modelo”.
  Luego de relativizar la polémica con su principal rival de cara a las Paso, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, Scioli aseguró: “Más allá de las disputas internas, lo importante son las elecciones de octubre” próximo, donde confrontarán “dos modelos de país”. Y lanzó reproches al precandidato del PRO, Mauricio Macri, y su alianza con la UCR y la CC.
  “Yo confronto. Lo hice con las mafias del narcotráfico y de la noche, cuando me decían que no aplicara la ley de nocturnidad. Enfrenté en su momento a las telefónicas. No se confundan: las cosas las hago, pero a mi manera”, retrucó Scioli respecto de las dudas exteriorizadas por referentes del ultrakirchnerismo en caso de que gane la Presidencia.
  Scioli salió por segundo día consecutivo a responder a críticas del kirchnerismo, luego de que la semana pasada la presidenta Cristina Fernández avalara la posibilidad de respaldar dos listas para jefe del Estado y para gobernador en el mayor distrito del país y desatara la interna en el oficialismo para definir quien ocupará las nóminas del FpV en las Paso.
  A las críticas que suele recibir de Randazzo y las del diputado nacional Carlos Kunkel, quien días atrás lo definió como el candidato del “peronismo moderado liberal”, el martes la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, acusó a Scioli de apoyar la última dictadura militar y pidió que Cristina se presente como candidata en Buenos Aires porque, aseguró, esa provincia “está hecha moco”.
  “Tienen que ver lo que coherentemente vengo haciendo en estos doce años. O díganme alguna cosa, alguna cuestión en la que no haya acompañado desde la provincia”, desafió el gobernador.
  El mandatario bonaerense agregó que “a la gente no le debe disgustar” su gestión, tras resaltar que obtuvo respaldo en las urnas. “No solamente gané en mi primer mandato con el 50 por ciento de los votos sino que en el segundo, cuando ya me habían visto gobernar, me votó el 55% para que pueda completar este cambio”, precisó.
  Frente a la compulsa interna del FpV, Scioli se mostró como “un dirigente que inspira previsibilidad, coherencia”, con una “experiencia muy grande en gobernabilidad, en institucionalidad y en construir los consensos necesarios” para el país.
  Scioli reiteró su pertenencia al oficialismo “desde las bases mismas de su creación, acompañando a Néstor” Kirchner en 2003. Y dijo que entiende “que el Frente para la Victoria se nutre de la diversidad, de debates fuertes”, aunque “prevalecen las coincidencias en las cuestiones de fondo”.

Continuidad. Consultado sobre qué mantendría del modelo kirchnerista en caso de llegar a la Casa Rosada en diciembre próximo, señaló: “Hay pilares fundamentales que son estratégicos, como el mercado interno vigoroso, la distribución del ingreso y el desendeudamiento”. También elogió la estatización de YPF, la asignación universal por hijo (AUH) y las medidas del Banco Central.
  “Son pilares de este modelo económico que apuesta a la pujanza productiva. Es fundamental, como contracara el capitalismo salvaje”, añadió Scioli, en directa crítica a lo que definió como “la alianza de Macri” y su propuesta de sacar el cepo cambiario en un día.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario