Edición Impresa

“Scioli es el único candidato con experiencia para gobernar el país”

Lo afirmó José “Pepe” Scioli, hermano del gobernador bonaerense y precandidato a presidente por el FpV, Daniel Scioli. Es el presidente y coordinador de la Fundación Desarrollo Argentino.

Lunes 01 de Diciembre de 2014

En todo proyecto presidencial que se precie, hay una mano de derecha del candidato. Si es un hermano, de la misma sangre, mejor. José  Pepe Scioli es el caso, acompaña a Daniel en el gran sueño de llegar a la Casa Rosada. Fue por años un colaborador de bajo perfil, se abrió del kirchnerismo durante unos años con la crisis de la 125 ( se fue del FpV con De Narváez), aunque continuó fiel a su hermano “que mantuvo el temple en los peores momento”, subraya Pepe Scioli en una entrevista exclusiva con La Capital en el microcentro de Buenos Aires.
  Desde 2013, juega pleno en el proyecto Daniel Scioli presidente, dentro del FpV, a través de la Fundación para el Desarrollo (DAR), una plataforma de proyectos económicos federales. Y ahora también juega fuerte con las definiciones políticas, en nombre propio, y el de su hermano: “Daniel es el único candidato que tiene la experiencia para gobernar la Argentina”.
  —Siendo el hermano de Daniel Scioli, actuó en espacios opositores en 2009 (Francisco De Narváez), ¿por qué ahora trabaja dentro del FpV?
  —Porque las cosas que no se ponían en agenda hasta 2009, luego se pusieron. Narcotráfico, inseguridad, economía e inflación. Son tres temas que a ahora se están atacando. Yo no puedo seguir pidiendo por temas que ahora se trabajan bien, hablaría mal de mí. Sergio Berni se instaló prácticamente en Santa Fe para correr al narcotráfico, en economía, se cierran todo el frente externo: Repsol, juicios del Ciadi, Fondo Monetario con nuevo índice de inflación homologado, Club de París y ahora el último paso, los fondos buitre.
  —¿Daniel Scioli espera ir a una interna con otros candidatos de FpV o pretende ir como candidato único del FpV?
  —Lo mejor es la interna. Fortalece a los partidos políticos. Hay muchos candidatos, todos buenos. Está (Agustín) Rossi, (Sergio) Urribarri, aparentemente Florencio Randazzo, (Juan Manuel) Urtubey y ( Jorge) Taiana, entre otros. Nos preparamos para ir a las Paso.
  —¿Cristina juega en esto?
  —Creo que la presidenta será importante en el acompañamiento del que gane las Paso, desde ya.
  —En el marco de la campaña Scioli 2015, usted se encarga de recorrer el país con la Fundación Desarrollo Argentina (DAR), que preside, ¿con qué objetivo?
  —DAR es un ámbito de encuentro profesional para la campaña presidencial de Daniel Scioli. Revisamos los planes nacionales en marcha, analizamos en qué estado están. Si Scioli llega la Presidencia en 2015, a través de nuestra fundación, ya va a conocer qué se necesita en cada lugar. Y cómo se puede hacer.
  —Se habla de “desarrollo” que tramite el Estado. ¿Y la inversión privada?
  —Vamos a las provincias a escuchar. Nuestro equipo económico, que conducen Mario Blejer y Miguel Bein, viene intercambiando miradas y perspectivas con los sectores productivos. Una de las decisiones es quitarle rápidamente las retenciones a las economías regionales para mejorar la competitividad; serían unos 500 millones de dólares que se recaudan allí que se podrán recuperar por el lado de incremento de la actividad en otros sectores.
  —Respecto de las retenciones que se aplican hoy, el gobierno las fundamenta en la búsqueda de un equilibrio de precios internos, y no sólo en su afán recaudatorio. ¿Cómo evalúan ese aspecto?
  —Nuestros economistas prefieren hablar de mejorar competitividad para revertir un proceso interno que viene de hace 30 años en la Argentina; la desigualdad del norte argentino con el sur es evidente: sólo el 10 por ciento de la inversión privada se produjo en las nueve provincias del norte. Y toda la migración del norte hacia a las grandes ciudades. Un desequilibrio enorme.
  —La palabra “retenciones” en la Argentina tiene una dimensión política, y no justamente por las pequeñas economías regionales, sino por la soja. ¿Scioli qué hará con esas retenciones?
  —La mirada es que las retenciones a la soja podrían bajarse siempre que haya un beneficio de doble vía, no con un Estado bobo. Si se bajan las retenciones sería para tener un compromiso del sector productivo que redunde en una baja a los niveles de pobreza, que genere más empleo, que achique la brecha entre ricos y pobres. Como ejemplo: en Tierra del Fuego, los empresarios están pidiendo al Estado que les extienda 50 años más de beneficios tributarios. Ahora, y ¿ellos qué van a poner? Los empresarios que se benefician con una política tributaria deben invertir en simultáneo.
  —¿No están proponiendo un número concreto de baja en las retenciones en la soja, pero sí un concepto integral que la contempla?
  —El concepto es: señores acá está la posibilidad de duplicar la producción. Si quieren bajar las retenciones, ¿contra qué?, ¿cuánto van a aportar para recuperar la matriz productiva?. Es una discusión que tenemos que dar, y nadie se tiene que sentir molesto.
  —Esa idea de integrar a los empresarios a un proyecto productivo nacional, fue siempre una intención loable, pero en la realidad se verificó que los empresarios —en su mayoría— pasan la renta a dólares, luego la fugan al exterior, luego presionan por una devaluación para abaratar la mano de obra, y así empiezan el ciclo, una y otra vez.
  — Ahora hay que ponerse la camiseta de la Argentina. Los economistas nuestros señalan que el plan es generar una moneda local fuerte, como lo hizo Brasil. Para eso hay que generar condiciones de mercado de confiabilidad, de seguridad jurídica a largo plazo. El privado no puede amagar con tirar todo por la borda, cuando viene un año de vacas flacas, luego de 10 años de buenas ganancias. Lo digo yo que fui crítico de este gobierno. Pero nadie puede desconocer el crecimiento en ésta época.
  —Cuando habla de generar confianza en los mercados, ¿en qué se diferencia Scioli de (Sergio) Massa y de (Mauricio) Macri?
  —Cuando los otros candidatos hablan de bajar los impuestos, vemos que uno de ellos cobra 29 tasas municipales distintas en su distrito (se refiere a Sergio Massa, en Tigre); otro candidato habla del campo, y en su territorio no tiene una hectárea de campo ( Mauricio Macri, Capital Federal); y hablan libremente de bajar las retenciones (a la soja) y no saben de lo que están hablando.
  —¿Desfinancian al Estado?
  —¡Obvio! Dicen que van a sacar el impuesto a las ganancias, dicen retención cero. ¿De dónde van a sacar plata para la Asignación Universal, el Plan Procrear, Conectar Igualdad? Son todas políticas públicas que hay que sostenerlas.
  —¿La irrupción de Massa en 2013 complicó el proyecto de Daniel Scioli presidente?
  —Es un fenómeno de medio término, similar a Francisco de Narváez en 2009. Fue un voto castigo a la posibilidad de una reforma Constitucional con reelección presidencial. Pero cuando la gente elija a quien lo va gobernar va a votar la experiencia de Daniel; un hombre con temple que en los peores momentos demostró paciencia, perseverancia.
  —¿Y qué está pensando el equipo de Scioli sobre la inflación?
  —Que se puede bajar a un dígito, de manera progresiva, en tres y cuatro años. Nunca de golpe, porque produciría un grave deterioro en las condiciones de vida de la gente con bajos ingresos.
  —Sobre el problema del delito y la inseguridad, usted muestra estadísticas de la Procuración General de la Corte Suprema (provincia de Buenos Aires) con una baja de los homicidios luego de aplicada la Ley de Emergencia en Seguridad: en mayo de 2014 hubo 31 homicidios (en ocasión de robo u otros delitos) y en septiembre 17. Sin embargo no es esa la percepción ciudadana. ¿Cómo lo toman?
  —Hay que mirar simplemente. Lo que hoy sufre Rosario con el narcotráfico, antes lo sufrimos nosotros. La mayoría de las bandas delictivas son las mismas, se trasladaron a Rosario. Nosotros dimos batalla, y aunque no solucionamos el problema en su totalidad, capturamos los tres narcos más importantes del mundo en la provincia de Buenos Aires.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario