Edición Impresa

Scioli decretó la emergencia en seguridad para la provincia de Buenos Aires

Anunció medidas por un año para "acorralar el delito", cuyo proyecto establece limitar las excarcelaciones. También convocará a policías retirados para tareas de prevención.

Domingo 06 de Abril de 2014

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, decretó ayer la emergencia en seguridad pública por doce meses en la provincia de Buenos Aires y anunció un paquete de medidas para "acorralar el delito", que incluye un proyecto para limitar las excarcelaciones y la convocatoria a personal retirado de las fuerzas de seguridad para tareas de prevención.

Scioli hizo el anuncio en conferencia de prensa junto a todo su gabinete y explicó que las medidas fueron resueltas ante el "ataque cruel y salvaje de una delincuencia con características violentas sin precedentes y que demanda respuestas integrales del Estado".

"No hay prioridad más urgente que defender la vida. Convoco a todas las fuerzas políticas y sociales; no podemos seguir discutiendo entre nosotros mientras allá afuera mueren inocentes. Se está derramando mucha sangre", apuntó el gobernador desde la Casa de la Provincia de Buenos Aires, acompañado también por la cúpula de la policía provincial.

Scioli explicó que la declaración de emergencia es un instrumento legal que "sirve para agilizar las inversiones y optimizar la toma de decisiones", aunque subrayó que "la verdad es que no hay ninguna ley ni nada que resuelva el problema de un día para el otro".

La declaración incluye una batería de medidas, entre ellas la inversión de 600 millones de pesos (provenientes de las utilidades del Banco Provincia) en equipamiento para las fuerzas de seguridad, además de la "convocatoria inmediata y obligatoria" de cinco mil hombres del personal retirado de la Policía y del Servicio Penitenciario, y la creación de ocho alcaidías con capacidad para unos mil detenidos y cuatro unidades penitenciarias.

"Vamos a ser cuidadosos y rigurosos con el personal que se incorpore", aseguró al ser consultado respecto a los integrantes de las fuerzas de seguridad que fueron pasados a retiro por mal desempeño.

Scioli anunció además el envío de varios proyectos de ley a la Legislatura bonaerense, entre los que se encuentra uno para "limitar las excarcelaciones", que apunta a "que el trámite se realice en audiencia oral y pública, con máximas restricciones para reincidentes y para los que usan armas".

"Para prevenir el accionar de motochorros, estamos facultando a los municipios a establecer las medidas restrictivas de horarios y zona de circulación de motos para que se transite sin acompañantes", agregó, y precisó que se le sumará la reglamentación del "uso obligatorio del chaleco y el casco con la patente del vehículo impreso" para quienes manejen esos vehículos.

También solicitó a la Legislatura "el pronto tratamiento y sanción del proyecto de ley de régimen de policías locales para sumar más efectivos a la prevención", en referencia a la creación de cuerpos policiales de carácter municipal, y anunció que buscará que "más de 40 mil agentes de seguridad privada se incorporen a la red de prevención de situaciones de riesgo, para multiplicar los recursos humanos para el cuidado de los bonaerenses".

Proyecto de ley.Entre las medidas propuestas, se encuentra también un "proyecto de ley nacional" que establece "penas no excarcelables y de cumplimiento efectivo por tenencia y portación de armas de fuego sin autorización, equiparando armas civiles con armas de guerra, porque —sostuvo— todas tienen poder de muerte".

Anunció también la creación de cuatro nuevas unidades penitenciarias que podrán alojar a dos mil presos y la presentación de un proyecto para crear de 50 fiscalías y 20 defensorías, 10 de ellas especializadas en narcotráfico, además que impulsar "el botón de alerta en teléfonos celulares".

Además, solicitó que a nivel nacional se debata "un nuevo régimen penal juvenil a fines de adecuar los estándares normativos a los pactos internacionales suscriptos" y recordó que "tenemos una norma que emanó de la dictadura militar".

"Ha llegado la hora de dar un debate serio y profundo al tratamiento de un régimen penal juvenil para los menores en conflicto con la ley", afirmó Scioli, pero reiteró que "la solución de fondo es la inclusión social y participación ciudadana".

Por último, convocó "a todas las fuerzas políticas y sociales" a buscar soluciones para el avance del delito y agregó: "No podemos seguir discutiendo entre nosotros con oportunismo y mezquindad mientras afuera mueren familias. Debemos dar esta pelea juntos".

"La emergencia servirá para aplicarles todo el peso de un Estado presente a los asesinos y delincuentes. Tenemos que ser dinámicos para perseguir, atrapar y encarcelar a los criminales. Lo más sagrado es la pelea por la vida", subrayó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario