Edición Impresa

Schwank: "Saben lo que puedo rendir en la Copa Davis"

El cuarto integrante del equipo argentino de Copa Davis era el gran interrogante previo a la confirmación del capitán Martín Jaite del martes pasado.

Domingo 26 de Enero de 2014

El cuarto integrante del equipo argentino de Copa Davis era el gran interrogante previo a la confirmación del capitán Martín Jaite del martes pasado. Esa incógnita quedó develada cuando nombró para ese lugar a Eduardo Schwank, postergando a otros que se mencionaban, como Leonardo Mayer y Federico Delbonis. "No me sorprendió", asegura el roldanense sobre su convocatoria para la primera ronda contra Italia, del 31 de enero al 2 de febrero, en el Patinódrodomo de Mar del Plata, donde se montó una cancha de polvo de ladrillo. El tenista de 27 años, de poca actividad en el circuito en los últimos tiempos y relegado de los principales puestos del ranking, considera que su "experiencia " y lo que el cuerpo técnico conoce acerca de lo que puede "llegar a rendir" son las razones principales de esta citación para disputar el punto de dobles junto a Horacio Zeballos. "La Davis me potencia. Siempre saco lo mejor de mí y juego un poco mejor de lo que lo hago habitualmente en el año", dice Schwank, a días de volver a participar en una serie copera.

Ausente de la Davis desde la semifinal de septiembre de 2012 que se perdió contra República Checa en el estadio Mary Terán de Weiss de Buenos Aires, producto de una operación en la muñeca derecha que lo mantuvo alejado durante siete meses, y a lo que le costó recuperar su nivel, volverá a jugar por la Ensaladera de Plata. Lo hará en un equipo integrado por Juan Mónaco, Carlos Berlocq (ambos singlistas de la serie), y Zeballos. En tanto, Federico Delbonis fue citado como quinto tenista. "Que me hayan llamado es una sensación increíble. Jugar una Copa Davis, y de local, siempre es un placer y un orgullo, una adrenalina única", sostiene el tenista, cuya ubicación en el ranking mundial de dobles es 211º , mientras que en el de single está 343º.

"El llamado no me sorprendió. Conozco mucho a Martín (Jaite) y a Zabala (Zabaleta, subcapitán), y ellos me conocen muchísimo. Desde hace bastante tiempo me venían viendo y hablando. Para ellos fue una decisión complicada. Hay muchos jugadores con mejor ranking y que vienen jugando más torneos que yo, pero pienso que se basaron un poco en mi experiencia en la Davis", explica.

"Es normal que todos se hayan sorprendido un poco con mi convocatoria. Pero repito, el cuerpo técnico sabe lo que puedo llegar a rendir en una Davis, mi experiencia y las series que tengo encima.Jugué muy buenos partidos. La Davis me potencia. Siempre saco lo mejor de mí y juego un poco mejor de lo que lo hago habitualmente en el año", agrega.

"Siempre tenés dudas de que te convoquen, más aún al no haber estado en el circuito, y después de tanto tiempo sin jugar la Davis. Si no hubiera estado, lo hubiese entendido", asegura Schwank, quien espera "tranquilo" la primera ronda, con la seguridad que le da su trayectoria copera, aunque igual reconoce que siempre aparecen ciertos "nervios, ante la responsabilidad de jugar la Davis, de representar a la Argentina y de querer hacer lo mejor posible".

El roldanense, cuyo único torneo desde octubre del año pasado fue el Challenger de San Pablo a fines de 2013, asegura que después del trabajo que cumplió con su entrenador Javier Nalbandian (hermano de David) en el Jockey Club de Córdoba, está en óptimas condiciones. "Pienso que encontré la regularidad y la manera en cómo quiero sentirme adentro de la cancha. El año pasado, después de la lesión, no me sentía con ritmo. Por eso la idea fue terminar el año temprano (su último torneo fue en octubre) y hacer una buena pretemporada. Ahora me siento bien, estoy para afrontar la serie de la mejor manera", asegura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS