Edición Impresa

Sanz sostiene que "el radicalismo tiene que liderar un proyecto y no colgarse de otro"

Ex intendente de San Rafael, actualmente cumple con su segundo mandato como senador nacional por Mendoza. Tiene mandato hasta 2015, y quiere ser presidente.

Lunes 13 de Mayo de 2013

Radical de Mendoza. Avezado orador, gran animador de las tenidas en el recinto del Senado. Tiene mandato hasta 2015, y quiere ser presidente. Ya se lanzó. En medio de la fragmentación opositora tiene una esperanza. "Después de octubre el peronismo vivirá un gran revulsivo y el mundo no peronista, una recomposición", sostiene.

En una entrevista exclusiva con La Capital, aunque sin nombrarlo, se refirió a Hermes Binner: "La UCR debe liderar un proyecto y no colgarse de otro".

—Usted en 2011 hizo un lanzamiento para una candidatura nacional que luego quedó en amague. Ahora vuelve a intentarlo. ¿Por qué desistió antes y por qué lo reintenta ahora?

—Aquella ( 2011) fue una experiencia frustrada, y ahora no quisiera que vuelva a suceder lo mismo. Me sirvió de experiencia. En aquel momento ocurrieron dos situaciones: me largué tarde y sin apoyo partidario. Ahora estoy arrancando con tiempo y con apoyo del partido.

—Sin embargo, en su lanzamiento se notó la ausencia de Ricardo Alfonsín, el último candidato a presidente de la UCR.

—Bueno, digo que tengo el apoyo partidario pero no en su totalidad. Tengo un apoyo suficiente para arrancar, pero por supuesto hay sectores, hay matices en la UCR.

—¿Se está imaginando participar en las primarias?, ¿compitiendo con quién?

—Para eso ( 2015) todavía falta mucho. Aguardaremos a octubre de 2013 donde esperamos ponerle un freno al oficialismo, que si no logra concretar la reforma constitucional vivirá seguramente un gran revulsivo. En paralelo, el mundo no peronista, para decirlo así, tendrá una gran recomposición.

—Usted, en su lanzamiento, dijo que la UCR "no se tiene que colgar de ningún candidato". ¿Se refirió a los sectores de su partido que están imaginando integrarse al FAP, y aceptar el liderazgo de Hermes Binner hacia 2015?

—Yo lo que dije es que el radicalismo tiene que mostrar vocación de liderar un proyecto y que no podemos ir a un acuerdo a colgarnos de otros. Si otros en mi partido creen que hay que ir segundo de otro, que lo expresen. Yo creo que la UCR tiene que liderar un proyecto.

—Sucede que en 2011 Binner obtuvo 3,6 millones de votos y el candidato de la UCR 2,4. ¿Se habría constituido una nueva grilla hacia 2015?

—No, mire, le digo, eso fue en 2011. Algunos andan por la vida mirando el espejo retrovisor, yo prefiero mirar por el parabrisas. En 2015, si es que hacemos un frente con partidos afines, lo lógico es que utilicemos las internas abiertas (Paso) para dirimir las candidaturas.

—Respecto del marco de alianzas que usted imagina, ¿descarta unas primarias con el macrismo? Se lo pregunto porque hay sectores de su partido que se manifiestan hacia ese lado y no hacia el FAP. Como el caso del diputado Oscar Aguad, de Córdoba, entre otros.

—La UCR tiene una orgánica que vamos a respetar. Los pases al macrismo, como el caso de intendente de San Isidro Gustavo Posse, son actitudes personales que no están en línea con el conjunto de la UCR. En el caso del diputado Oscar Aguad le diría que se encuentra, por ahora, dentro de la orgánica del radicalismo. En 2013, nuestro espacio de alianzas es con el FAP y fuerzas afines. En 2015 veremos. En la Argentina dos años es un montón de tiempo y no podemos predecir el futuro.

—Tiene vocación para encarar una campaña nacional, ¿cómo piense resolver el financiamiento?

—En mi caso, la campaña se sostendrá con mi despliegue físico. Hay un problema, en muchos casos, en interior del país los medios de comunicación se han vuelto adversos a la oposición. La creación de nuevos medios a partir de la ley de medios ha implicado una mayor influencia del gobierno nacional, que tiene el manejo de pautas y con eso incide en los contenidos. Todo eso dificulta la tarea de los políticos opositores.

—Sin embargo, el grupo de comunicación más grande y con las mayores audiencias en los centros urbanos (el grupo Clarín), trabaja en abierta oposición al gobierno nacional. ¿La disputa política en la Argentina se traduce en disputa mediática?, ¿qué rol queda para la dirigencia política?

—Mire, tenemos el caso del C5N, que hasta el ingreso de Cristóbal López tenía una orientación positiva. Ahora resulta que me hicieron una operación donde me tuvieron un zócalo un montón de horas acusándome de unos dichos sacados de contexto.

—Usted dijo exactamente: "la economía no está bien, el gobierno no acierta una. Tenemos un combo, periodistas que logran pruebas, un humor social, movilizaciones —opositoras— y ojalá esto siga hacia octubre. Porque a veces pienso que si la economía mejorara un poco ¿qué pasaría con las elecciones?". ¿Qué fue lo le sacaron de contexto?

—No, no, fue una operación, fíjese en el video del programa de televisión y verá que no fue eso lo que yo dije. Yo digo que me atacan porque les molesto. Que el gobierno nacional me ataque quiere decir que les estoy molestando.

—En 2010 también dijo una frase resonante: "En el Gran Buenos Aires, la asignación universal por hijo, que es buena en términos teóricos, se está yendo por la canaleta del juego y de la droga".

—Usaron esa frase, le cambiaron el sentido. Yo quise expresar que la sociedad está atenta más allá de lo que pase en la economía. Creo que allí empezó una operación contra mi persona que este año continuó.

—Julio Cobos, radical y mendocino como usted, ya anunció que será candidato a diputado en octubre, ¿cómo lo toma?

—Como una buena noticia. Será candidato a diputado por la UCR de Mendoza. Y lo voy a apoyar. Creo que estamos en condiciones de ganar Mendoza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS