Edición Impresa

Santa Fe: una beba fue abandonada en la calle

La encontró un matrimonio. Después la reclamó su presunta mamá, quien acusó al padre de haberla dejado tirada en la vía pública.

Jueves 04 de Diciembre de 2014

La desavenencia de un matrimonio pudo haber sido trágica para su pequeña hija, que fue abandonada por el padre en la vía pública y en plena madrugada, pese a que la beba tiene apenas algo más de un año. Fue en la ciudad de Santa Fe, que se vio conmocionada por esta historia apenas trascendió, alrededor de las 9 de ayer, que el servicio de emergencia 911 rescató a la bebé de un año abandonada en las adyacencias de la ermita de una virgen ubicada en Pasaje Lassaga y Quintana, de barrio Ciudadela.

Eran las 5.30 cuando el llanto de una niña alertó a los vecinos. El matrimonio integrado por María Elena Escobar y Jaime Perelló se acercó a la plaza donde se alza la ermita y encontró a la bebé parad, vestida con un jean y una campera, desconsolada. La pareja llamó al 911 que trasladó a la menor al hospital de Niños Orlando Alasia.

Pocas horas después, los medios de la ciudad comenzaron a informar acerca del hallazgo de una bebé abandonada en un lugar abierto lindante a las vías del tren, y el inicio de la investigación judicial para determinar la identidad de los padres.

Cerca del mediodía, dos mujeres se presentaron en el nosocomio argumentando ser la madre y la abuela de la menor, supuestamente enteradas de su aparición por las noticias radiales.

Estela Avellaneda, de 23 años, ya en sede de la comisaría 11ª, dijo que el abandono de su hija fue el desenlace de una discusión con su pareja y padre de la niña, quien se la había llevado. Visiblemente conmocionada, la mujer aseguró que nunca imaginó que el padre abandonaría a la bebé en la calle.

En custodia. La niña, de 13 meses, se encuentra actualmente en custodia del Estado en hospital de Niños y es probable que sea alojada con alguna familia solidaria hasta que concluya la investigación. Es que, además del riesgo al que fue expuesta, no tiene aún documento de identidad, lo que complicó que su mamá la pueda reclamar. Así lo precisaron fuentes de la Secretaría de la Niñez, el Menor y la Familia, y no descartaron que resulte necesario un examen de ADN para precisar la identidad.

El estado general de salud de la niña es muy bueno, corroboraron los profesionales de la salud. Conforme su relato, Avellaneda y su pareja mantuvieron una larga discusión en la madrugada de ayer. Al menos hasta después de la 4, hora en que el hombre decidió poner fin a la controversia yéndose de la casa de sus padres (donde todos viven juntos en barrio Barranquitas) y llevándose consigo a la menor de los tres hijos. El fiscal Roberto Apullán conduce la investigación que busca corroborar los dichos de Estela. Hasta anoche no habían dado con el paradero del supuesto padre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario