Edición Impresa

Santa Fe llegó al récord de crímenes y el intendente prohibió vender armas

Ya suman 117 víctimas, una más que en todo el año 2007, cuando se llegó a un techo. José Corral calificó la situación como "desesperante".

Jueves 16 de Octubre de 2014

La ciudad de Santa Fe sumó ayer dos nuevas víctimas a su abultada lista de homicidios del año y elevó la cifra a 117, un récord que superó al techo al cual había arribado en 2007. Del total de crímenes, nueve ocurrieron en los últimos cinco días y anoche un pibe de 19 años agonizaba tras ser baleado en una pelea barrial genearndo así la posibilidad de una nueva víctima. En ese marco de violencia creciente, el intendente de la ciudad, José Corral, adoptó una medida inédita: resolvió suspender por 90 días la comercialización de municiones y armas en toda la capital provincial. El propio jefe municipal calificó de "desesperante" el momento y solicitó "el urgente apoyo de Gendarmería" para reforzar los patrullajes.

Corral calificó la suspensión de la venta de municiones y armas como una "medida excepcional para controlar las cosas que provocan muerte y dolor", y prometió "hacer cumplir las normas de seguridad en el manejo de armas y municiones legales". Al mismo tiempo le tiró la pelota al gobierno provincial y al Poder Judicial al sostener que la "policía y la Justicia deben actuar sobre las (armas) ilegales", que son utilizadas para cometer crímenes.

Una saga sin fin. Durante el fin de semana largo se registraron seis crímenes en distintos hechos de violencia registrados en el departamento La Capital. Ayer, en tanto, fallecieron otros dos adolescentes: Facundo Ezequiel Martínez, de 17 años, y Aiza Ailén Cardozo, de 16. Ambos estaban internados en el hospital José María Cullen con graves heridas causadas con armas de fuego. Sus decesos llevaron a 117 el número de homicidios cometidos en lo que va del año en el área metropolitana del Gran Santa Fe, uno más que todos los registrados en el tristemente célebre 2007 cuando aún quedan dos meses y medio para que termine el año.

Además, anoche en ese mismo hospital agonizaba Sergio Cabrera, de 19 años, quien fue baleado en horas del mediodía cuando iba en moto por Juan Josá Paso y Juan Días de Solís, en la zona sur de la ciudad.

En ese marco Corral adoptó la decisión ad referéndum del Concejo Municipal y, según trascendió, "suspende temporalmente las actividades de comercialización de armas y municiones por un plazo máximo de 90 días". Ello "implica un incremento de los requisitos exigidos para el funcionamiento de los comercios" del rubro y "con fundamento en el aumento de hechos de violencia con heridos de bala y homicidios por armas de fuego durante este año", se consignó oficialmente.

Situación excepcional. "Todos tenemos que hacer lo que está a nuestro alcance para esta situación excepcional de violencia que vive Santa Fe", opinó el jefe municipal. "Nos preocupa el tema de las armas y las municiones que hay en la ciudad porque tenemos 117 homicidios, lo que representa el número más alto en los últimos años. Y 90 de esos hechos fueron cometidos con armas de fuego. Además hay cientos de heridos y el Hospital de Niños refleja una dramática cantidad de chicos afectados por esta situación. Por eso decidimos suspender por 90 días la habilitación de los comercios, específicamente para estos dos elementos: armas y municiones".

Ante las inmediatas críticas de los dueños de armerías, que calificaron la medida como "triste y lamentable" (ver aparte), José Corral aclaró que "de ningún modo estamos clausurando los negocios, simplemente limitamos la habilitación en lo que refiere a armas y municiones".

Asimismo, en un mensaje dirigido al Poder Judicial, el intendente le pidió "a la Justicia que esclarezca las situaciones de secuestros de armas, que hubo muchos en la ciudad. Queremos que terminen con sentencia y con prisión para los que tengan armas de guerra". Y resaltó: "Le pedimos a la policía que continúe con el control de los mercados ilegales. Estas son las cosas que están al alcance del municipio, pero también es un llamado a los otros sectores: a las fuerzas de seguridad (tanto provincial como nacional), que queremos que estén en Santa Fe y que necesitamos con urgencia el apoyo de Gendarmería", reiteró.

La resolución firmada por Corral exhorta a la provincia y a la Nación a que, "por medio de sus organismos con competencia en la materia dicten los actos que fueren pertinentes para colaborar con la presente medida". Y solicita al Ministerio Público de la Acusación un seguimiento especial de las causas con armas de fuego.

El mandatario consideró al respecto que "también hay que controlar los arsenales que tiene la Justicia, las armas legales de la policía para que no haya filtraciones. Hay muchas armas denunciadas como robadas a la fuerza. Buscamos que se blanquee la cantidad de armas que hay para poder actuar en consecuencia", concluyó Corral.

El Intendente santafesino dispuso un requerimiento formal al Registro Nacional de Armas (Renar) para que envíe información actualizada y detallada sobre los datos referidos a la comercialización de armas y municiones por parte de los usuarios domiciliados en Santa Fe a fin de cruzar información y colaborar con la investigación que la Justicia y la policía llevan adelante en cuanto al control de las armas.

En tal sentido, Corral explicó que "el objetivo es controlar el cumplimiento de las normas vigentes colaborando con el Renar. Queremos ayudar en ver si se están cumpliendo esas normas y discutir medidas muevas e innovadoras. Para ello hemos enviado un mensaje al Concejo Municipal a fin de modificar los procedimientos para la habilitación de los comercios que venden estos productos, que estamos seguros que muchos cumplen, pero queremos tener la tranquilidad de que las armas y las municiones legales no terminen en los mercados ilegales".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario