Edición Impresa

SanCor abrirá una nueva planta para abastecer de leche a China

Producirá 1,5 millón de toneladas de leche infantil. Otras empresas santafesinas también cerraron fructíferos acuerdos en Asia.

Domingo 12 de Mayo de 2013

China / Enviado Especial.- El director de la empresa láctea SanCor, Germán Peterlin, anunció ayer en China que la firma abrirá una nueva planta en la localidad santafesina de Sunchales para abastecer el mercado de leche infantil del gigante asiático. "China no se puede comparar con otra unidad de negocios; la nueva planta producirá 1,5 millón de toneladas de leche infantil. La proyección a diez años es colocar entre 30 y 40 millones de toneladas", describió el empresario.

El anuncio llegó en el marco de la misión comercial que encabeza en el país asiático el gobernador Antonio Bonfatti y que está dejando buenos réditos en términos empresariales para las firmas que forman parte de la comitiva.

En efecto, los empresarios que llegaron a China con la delegación del gobierno de la provincia están eufóricos. Algunos porque quedaron a las puertas de negocios que jamás habían dimensionado y otros porque entienden que aquí está el presente y el futuro del comercio internacional. China tiene dinero, un mercado imponente de más de 1.340 millones de habitantes y necesidad de alimentos. Una combinación casi perfecta.

Sin embargo, las empresas de la provincia también comprobaron que tendrán algunos escollos que sortear.

El mercado chino plantea exigencias insalvables: altísima calidad, estrictas medidas sanitarias y un volumen exorbitante. Las tres deben cumplirse; si no es así no hay compras.

En las rondas de negocios bilaterales el mayor impacto lo generó Cañás Cereales, que ofrece entre otros productos expellers de soja. Tiene una producción anual de 12 mil toneladas. Violeta Lilian Martinelli de Sesnich, una de las titulares de la firma, tardó en reaccionar cuando escuchó lo que le pedían: un millón de toneladas anuales.

Cañás Cereles no puede por sí sola llegar a esa producción, pero aquí mismo comenzó a barajarse una alternativa que le permitiría avanzar. Las empresas que componen la cámara del sector podrían aportar producción para atender la demanda china.

Para el Grupo CEM, la misión superó las expectativas. "Nosotros no vinimos a cerrar negocios, queríamos identificar nichos. Y aquí hay muchas posibilidades", sostuvo Gustavo Bisang, responsable financiero. "El volumen que demandan supera lo que se puede hacer, pero estos días nos sirvieron para contactarnos con otra gente de la provincia y ver cómo podemos trabajar para complementarnos", dijo Bisang. Grupo CEM elabora e industrializa pollos parrilleros y huevos de gallina. En Shanghai y Beijing ganaron mucho espacio con la oferta de huevos en polvo, un producto que funciona muy bien en el exterior.

De todas las empresas que participaron en esta misión comercial, SanCor es la de mayor envergadura. Desembarcó formalmente en China hace unos 20 días y ya decidió abrir una nueva planta en Sunchales para abastecer este mercado de leche infantil. "China no se puede comparar con otra unidad de negocios; la nueva planta producirá 1,5 millón de toneladas de leche infantil. La proyección a diez años es colocar entre 30 y 40 millones de toneladas". La descripción es de Germán Peterlin, director de la empresa láctea. "Acá competimos con los número uno del comercio internacional", aseguró. Peterlin está convencido que lo que hizo el gobierno de la provincia "es clave" para el desembarco de los santafesinos. "China es increíble", define el hombre de SanCor.

También participó de las rondas de negocios Pingo Fe, uno de los principales exportadores de caballos de la Argentina. "Beijing es un mercado de oro", dijo Luis Silvestri, gerente de la compañía y ex preparador físico del Central campeón con Zof. "Nunca entró un caballo argentino a China; dependemos de la homologación del Senasa y ya viajaron veterinarios chinos para allá", sostuvo para describir el estado de la situación actual. Pingo Fe está en Luis Palacios, exporta caballos de equitación, criollos, pura sangre, de polo y destinados a la policía y el ejército; en Beijing las puertas están abiertas para los caballos deportivos.

Algo es seguro. Todos tienen en claro que China es la meca del comercio mundial. En Santa Fe lo saben y comenzaron a trabajar para un desembarco masivo. Políticas de largo alcance, seriedad y confianza serán las claves del éxito. Un desafío enorme, un premio gigante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS