Edición Impresa

Sancionarán a los partidos que no respeten el código publicitario

Los inspectores municipales ya salieron a recorrer el área central de la ciudad y habrá una línea para denunciar incumplimientos. Buscan evitar los daños al mobiliario urbano que se producen durante las campañas. La ordenanza, de 2008, establece fuertes multas.

Lunes 22 de Julio de 2013

Por primera vez, la Dirección de Inspección del municipio sancionará a los partidos políticos que con su campaña dañen el mobiliario urbano. La semana pasada, una pareja de agentes de la repartición comenzó a recorrer el área central a la caza de afiches colocados en refugios de colectivos, edificios públicos y casas particulares, columneros atados en postes de luz y semáforos o pasacalles. Durante la recorrida ya se labraron actas de infracción contra una decena de fuerzas políticas. Y esta semana promete intensificarse, con la habilitación de una línea telefónica para la denuncia de abusos.

La ordenanza 8.324 que regula la publicidad que se realiza en la ciudad, aprobada en 2008, es clara. Los mensajes de propaganda que se instalen en la vía pública deben colocarse en espacios autorizados por el municipio, como las carteleras habilitadas sobre los vallados de obras en construcción, cerramientos de terrenos baldíos, protección de propiedades abandonadas o muros lisos.

Y la instalación de pasacalles o de cualquier elemento publicitario en árboles o plantas, columnas de servicios públicos, veredas, calzadas, cordones y demás construcciones del dominio público está tácitamente prohibida.

Sin embargo, la previa a cada elección vulnera hasta el más mínimo de esos espacios y proliferan las pegatinas sobre el mobiliario urbano o columnas de alumbrado. E incluso de semáforos, que exhiben los rostros sonrientes de los candidatos. También los contenedores de residuos se vuelven un blanco fácil.

Costos. "Todo esto genera un daño importante al mobiliario público y un costo para el ciudadano, ya que los operativos de limpieza, pasada cada elección, llevan mucho tiempo y mucha plata", advirtió el director de Inspección municipal, Gregorio Ramírez.

Para evitar el daño que esta proliferación de propuestas electorales deja en los espacios públicos, dos inspectores de esa dependencia empezaron la semana pasada a recorrer el área comprendida entre bulevar Avellaneda, avenida Pellegrini y el río Paraná y a labrar actas de infracción a aquellas listas que estampan sus mensajes a contrapelo del código publicitario.

En apenas cinco jornadas, destacó Ramírez, ya se intimó a "entre diez y quince partidos" a remover sus afiches o columneros.

"Los mensajes de campaña se deben colocar sólo en estructuras habilitadas. Incluso las agencias de publicidad están obligadas a destinar un 25 por ciento de su espacio sin costo 30 días antes de cada elección, así todos los partidos pueden acceder a estos espacios", advirtió.

Además, en la dirección de Control Urbano del municipio se habilitó una línea telefónica (480-4675) para que los vecinos denuncien los lugares donde haya afiches o pasacalles que causen daños al patrimonio público o a propiedades privadas. "Vamos a sancionar a cualquiera que incumpla, independientemente del partido político que represente", prometió el jefe de esa dependencia, David Sánchez.

Según la ordenanza, las sanciones por colocar elementos publicitarios en forma antirreglamentaria van de los 300 a 2 mil pesos para el anunciante y de 1.500 a 8 mil para la empresa publicitaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS