Edición Impresa

Sanatorios y clínicas denuncian una "dramática situación" por el dólar

Subieron insumos biomédicos hasta un 45%, se dolarizaron entregas y se acortaron plazos de pago a proveedores. Los prestadores privados alertaron sobre el impacto de la devaluación y la inflación.

Jueves 30 de Enero de 2014

Los prestadores privados de salud en Rosario advirtieron ayer que la situación del sector es "dramática" tras la devaluación y el alza de precios. Desde la Asociación de Clínicas y Sanatorios denunciaron que los proveedores de insumos médicos y tecnología importada subieron algunos valores hasta un 45 por ciento, dolarizaron otros y acortaron los plazos de pago. En ese marco plantearon que deben ajustar los aranceles que cobran a prepagas y obras sociales al menos un 30 por ciento y reclamaron al Estado vías de financiamiento para atenuar esa suba.

La trepada del dólar ya venía impactando en las prestaciones y en los costos de la salud pública. Ayer, La Capital había informado que los valores de algunos insumos biomédicos con componentes importados que utilizan a diario hospitales y centros asistenciales municipales habían subido hasta un 40 por ciento.

En el sector privado la situación es aún más crítica. "El panorama es realmente dramático", graficó Eduardo Javkin, presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios que nuclea al 90 por ciento de la salud privada de Rosario.

Javkin destacó que a raíz de la depreciación del peso, "al igual que muchos otras actividades de la economía, algunos proveedores no están reponiendo materiales a la espera de tener valores de referencia actualizados".

"Hoy —continuó—si usted va a comprar un auto nuevo le dicen que no se lo pueden entregar porque están esperando que la situación se estabilice. Pero nosotros no podemos dejar de atender a los pacientes. Lo que está en juego aquí es la vida humana, no una mercancía", alertó.

El presidente de la entidad que reúne a 14 sanatorios y cuatro clínicas locales con unas 1.200 camas de internación en la ciudad aclaró que la situación "ya era complicada desde la implementación del cepo cambiario, con aumentos sistemáticos y dificultades de reposición. Se complicó a fin de año y ahora se agudizó aún más. El problema es más financiero que de stock".

A través de un comunicado, los sanatorios de la ciudad plantearon que los proveedores de medicamentos, material descartable y tecnología importada "adoptaron medidas que generan incertidumbre a la hora de la provisión de insumos".

En concreto, denunciaron que hubo "acortamiento del plazo de pago; incrementos entre un 20 y 45 por ciento de los valores y dolarización de la facturación".

En ese marco, exhortaron a los proveedores de insumos biomédicos a "actuar con prudencia y moderación a la hora de fijar nuevos precios, a mantener las condiciones de pago y la financiación habituales, y a sostener el stock de productos y facilitarlos a la actividad".

Según Javkin, las clínicas y sanatorios de Rosario aún cuentan con stock de insumos biomédicos, "pero al ser de uso tan extendido y diario, si no hay reposición inmediata, corremos peligro".

Asimismo, las entidades de salud privada reclamaron a obras sociales, empresas de medicina prepaga y mutuales un "mejoramiento de los aranceles de emergencia y porcentaje consensuado, que permitan afrontar el encarecimiento de los insumos".

Y, finalmente, pidieron "a las autoridades nacionales y provinciales un mayor financiamiento que permita un aumento prudente de los aranceles de las prestaciones".

Al respecto, señalaron que la opción de financiarse a través de los bancos quedó vedada por la "considerable suba de las tasas de interés", convalidada por el Banco Central.

El documento y otras consideraciones ya fueron giradas a la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación para encontrar una salida a la crisis desatada por la situación cambiaria y el alza de precios.

Hasta anoche a última hora la entidad no había recibido ninguna respuesta del Estado para evaluar el panorama y las medidas a implementar, como se hizo con otros sectores y actividades. "Hubo un contacto informal pero creemos que era para abordar otros temas", precisó Javkin.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS