Edición Impresa

San Lorenzo tumbó a Boca y apunta a Ñuls

Venció al Xeneize y lo alejó de la pelea por el título. El equipo de Pizzi se ubicó como único escolta de Newell's y el sábado se enfrentarán en una "final anticipada"

Lunes 04 de Noviembre de 2013

San Lorenzo hizo culto a la vieja práctica de ganarle a Boca. Más allá de que con la victoria estiró su paternidad, el Ciclón logró recortar distancias con Newell's, el líder y su próximo rival. Angel Correa marcó el único gol del partido, a los dos minutos del segundo tiempo. El cotejo, que fue arbitrado por Germán Delfino, tuvo las destacadas intervenciones de los arqueros Orion y Torrico, quienes les atajaron penales a Leandro Romagnoli y Claudio Pérez, respectivamente, siendo el último cerca del final.

En el primer tiempo, San Lorenzo dispuso de las mejores situaciones para adelantarse en el marcador, con superioridad en todas las líneas, ante un Boca que se sostuvo por la actuación de su arquero Agustín Orion.

El equipo local fue más porque Enzo Kalinski e Ignacio Piatti recuperaron la pelota en el medio, ante el desconcierto de Ribair Rodríguez y Pablo Ledesma en Boca. En ataque, Correa y Héctor Villalba fueron un dolor de cabeza constante para la defensa xeneize, que fue lenta y estuvo desprotegida por los volantes. Sólo faltaba el gol del local.

La falta de definición para San Lorenzo se prolongó en la pena máxima, tras una mano de Erbes en el área, cuando Romagnoli ensayó un remate débil al ángulo derecho inferior de Orion, quien atajó el penal.

La única llegada de Boca, en un equipo largo, confundido y tocado por las ausencias de Fernando Gago y Juan Román Riquelme fue un contragolpe de Emmanuel Gigliotti que controló el arquero Torrico.

En el inicio del segundo tiempo, el equipo de Pizzi encontró lo que tanto anhelaba: Piatti desbordó por el sector izquierdo y asistió al rosarino Correa, quien anticipó a la defensa y definió por encima del cuerpo de Orion.

A lo largo del parcial, San Lorenzo contó con más situaciones. Sin embargo, a dos minutos del final, Delfino cobró penal a favor de Boca tras una infracción a Erbes, de Gentiletti. Y en el mismo arco donde erró Romagnoli, Torrico se puso la ropa de héroe y desvió el disparo fuerte de Chiqui Pérez, al palo derecho. De convertirlo, hubiese sido un gol de otro partido.

El Ciclón fue merecedor de la victoria y a pesar del sufrimiento en el final, se llevó los tres puntos con justicia. En concreto: San Lorenzo ganó una final ante Boca. Había flaqueado hasta el momento en los partidos clave del semestre, ante River por la Copa Sudamericana y ante Arsenal en la Copa Argentina, y un par de malos resultados también lo habían dejado en jaque en el torneo Inicial. Sin embargo, Newell's y Arsenal aflojaron su ritmo y le devolvieron la ilusión. Claro que el Santo ayer hizo su parte con la victoria y la semana que viene jugará otro duelo fundamental frente a Newell's, en el parque Independencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS