Edición Impresa

San Lorenzo: Policías y "caranchos" bajo la lupa del Colegio de Abogados

Una denuncia sobre la presunta recomendación de ciertos abogados por parte de la policía puso en alerta a la institución profesional.

Sábado 26 de Enero de 2013

El Colegio de Abogados de Rosario tomó intervención frente a una denuncia pública formulada por Alberto Perassi, el padre de la joven desaparecida el 18 de septiembre de 2011. Pero esta vez, nada tiene que ver con este caso. Ocurre que la otra hija de Alberto sufrió un accidente automovilístico que le costó una seria lesión en un hombro. Cuando fue a hacer la denuncia, el sumariante le habría sugerido el nombre de un abogado para que la representara. Perassi no dudó en denunciar a los caranchos, y la vicepresidenta del colegio profesional, Rita Porteiro, lanzó una seria advertencia sobre esta práctica, que la institución combate desde hace tiempo.

En este sentido, Porteiro recordó a La Capital que el Colegio de Abogados recibe telefónicamente las denuncias sobre este tipo de prácticas o sobre datos para aportar al respecto, a los números (0341) 449-5050 —Rosario— y (03476) 430892 —San Lorenzo—. "Nosotros sabemos de este tipo de vinculación que hay entre fuerzas de seguridad y abogados caranchos, pero necesitamos que se hagan las denuncias, no sólo para poder hacer las presentaciones judiciales correspondientes, sino también para llevar a estos colegas al Tribunal de Etica", advirtió.

Indignado. María Fernanda Perassi tiene 34 años y este lunes sufrió un accidente con su motocicleta. Como consecuencia del siniestro sufrió una lesión en un hombro, por lo que debió ser trasladada al Hospital Granaderos a Caballo, de San Lorenzo, y luego derivada al Sanatorio Británico de Rosario, donde anteayer fue intervenida quirúrgicamente.

"Cuando el mismo lunes quise hacer la denuncia policial, me dijeron que tenía que hacerla ella misma. La llevé, inmovilizada como estaba, y a mí no me dejaron entrar al lugar donde estaba el sumariante. Cuando salió, me contó que le habían insistido hasta el hartazgo con que pusiera un abogado, y le dieron el nombre de uno. Ella dijo que no, pero le seguían insistiendo. Eso me indignó muchísimo, y por eso salí a denunciarlo a los medios", contó indignado Alberto a este diario.

El hombre recordó también que en el momento del accidente se comunicó con el jefe de Policía, Aníbal Rodríguez, y "le pedí asistencia. La respuesta fue inmediata. Por eso volví a llamarlo al día siguiente para felicitarlo y agradecerle la celeridad y el comportamiento de la fuerza. Pero también le tuve que decir que tenía que hablar sobre el comportamiento de algunos subordinados", contó el padre de Paula y María Fernanda. Y comentó que recibió una llamada de la Dirección Provincial de Asuntos Internos, donde le dijeron que apenas su hija se reponga, que haga la denuncia.

Ante esto, el Colegio de Abogados recogió el guante y, además de manifestar su preocupación por esta "práctica habitual", anunció también que iniciará una investigación para dar con posibles vinculaciones con efectivos de la Jefatura de policía de San Lorenzo, tal cual reprodujo la prensa local.

La entidad profesional viene trabajando desde hace cinco años en este tema. En Rosario, se hicieron campañas en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez y se pusieron carteles de advertencia en las comisarías para que no se acepten sugerencias.

"Incluso hicimos conferencias el año pasado, tratamos de difundir este tema, pero es difícil. Incluso las autoridades políticas no se han puesto a la altura de las circunstancias. Y la gente tiene que saber que esta práctica no sólo constituye una competencia desleal entre abogados, sino que al final esos profesionales terminan arreglando por cualquier cosa, porque arreglan por cantidad", señaló Porteiro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS