Edición Impresa

San Lorenzo hizo poco pero igual llegó a la final

El equipo del Patón Bauza ganó de manera apretada y definirá ante Real Madrid.

Jueves 18 de Diciembre de 2014

San Lorenzo tiene un solo motivo para festejar: llegó a la final del Mundial de Clubes, en la que el sábado enfrentará a Real Madrid. Ahí estará, de la mano del Patón Bauza, que jugará por segunda vez esta instancia. Que la alcanzó sin destacarse es lo de menos. Si bien sufrió más de la cuenta para dejar en el camino al modesto Auckland City, con un 2-1 en el alargue y un bajo nivel de juego, lo que importó es que cumplió el objetivo inicial: ser rival del gran equipo español.

Los dirigidos por el Patón Bauza sufrieron el partido. No pudieron mostrarse superior y por momentos estuvieron bajo el dominio de un equipo limitado, aunque enjundioso y respetuoso de una táctica de desmarque y anticipación.

Recién en el minuto adicionado del primer tiempo Pablo Barrientos abrió el marcador para el azulgrana, pero en el complemento el español Angel Berlanga tiró un balde de agua helada sobre los muchachos del Cuervo y los más de cuatro mil hinchas que viajaron a Marruecos.

Ni hablar cuando el argentino Emiliano Tade sobre los 75' pifió de zurda en una fallida definición de un contragolpe que le sirvió De Vries dejándolo solo ante Sebastián Torrico.

Recién a los dos minutos del primer tiempo suplementario el delantero Mauro Matos, quien reemplazó a Enzo Kalinski, pudo marcar el 2-1. Igualmente San Lorenzo siguió sufriendo hasta el final.

Con el compromiso de ser prolijo tácticamente le bastó a Auckland para jugarle de igual a igual a un opaco San Lorenzo, que dejó al rival recibir con comodidad y que le domine los espacios libres.

Ninguno había creado opciones de gol en un primer tiempo para el olvido, hasta que en el adicional Barrientos la paró con comodidad y metió un zurdazo junto al palo izquierdo.

En el complemento Auckland tuvo su mejor momento y encerró al Ciclón, con el argentino Tade manejando los tiempos.

Sólo un cabezazo de Kannemann contabilizó el equipo de Bauza en el área rival antes del sorpresivo empate.

Y la respuesta no tardó en llegar. Porque a los 66' el defensor Berlanda apareció sorpresivamente en el área y estableció la igualdad con un remate desde un ángulo cerrado. Los oceánicos tuvieron chances de liquidarlo pero fallaron en la estocada final.

Así el partido llegó a un impensado alargue. Pero el azulgrana encontró rápido la diferencia. Matos dominó la pelota dentro del área y fue letal.

San Lorenzo llegó a la final. Pero claramente deberá mejorar, y mucho, si quiere tener chances de doblegar a Real Madrid en esa final del Mundial de Clubes que fueron a buscar los dirigidos por el Patón Bauza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario