Edición Impresa

San Lorenzo goleó y ya puede sentirse finalista

Así da gusto ser local en el primer partido de la llave. Sacar 5 goles de ventaja es más que una tranquilidad, prácticamente el pasaporte a la siguiente instancia. Sólo una catástrofe podría impedirlo. Pero ni la altura de La Paz (3.650 metros) asusta...

Jueves 24 de Julio de 2014

Así da gusto ser local en el primer partido de la llave. Sacar 5 goles de ventaja es más que una tranquilidad, prácticamente el pasaporte a la siguiente instancia. Sólo una catástrofe podría impedirlo. Pero ni la altura de La Paz (3.650 metros) asusta ante un resultado así. El 5-0 de San Lorenzo sobre Bolívar es una invitación al sueño de ser finalista de la Copa Libertadores, el gran objetivo azulgrana de alcanzar por primera vez este trofeo.
Hacer pesar la localía era el principal desafío. Y los azulgranas lograron hacerlo desde el arranque del juego. Tanto que a los 5’ ya ganaban, con un cabezazo de Mauro Matos. Es más, con la diferencia de dos con la que se fueron al descanso la ilusión empezaba a tomar cuerpo. La que Emmanuel Mas concretó con un golpe de cabeza similar al del primer tanto.
Igual, no era cuestión de conformase. Este equipo del Patón Bauza supo jugar un partido de Copa. Y aprovechó todos los errores de su rival, las facilidades que le dio cuando intentó descontar. Más las que le otorgó mientras se defendía para no llegar a la cifra contundente que finalmente sufrió.
Es que en la parte final San Lorenzo siguió atacando y acertando al llegar al área visitante.
Por eso no extrañó que llegara el tercero. El de un volante central que aprovechó el hueco en el centro de la defensa y el rebote en un defensor para vencer a Quiñonez.
Y las facilidades permitieron que también Buffarini (se perderá la revancha por amarillas) llegara desde un costado para llevar la cuenta a 4-0.
Ya era un resultado con destino de final. Pero por qué no aprovechar para asegurarse el pasaje con el quinto. A tres minutos del final, y otra vez Emmanuel Mas (de nuevo de cabeza) hizo que la noche en el Nuevo Gasómetro resultara la más soñada.
Ahora queda el trámite de la revancha en Bolivia. Y entusiasmarse con la final. Esa que San Lorenzo busca hace años y esta vez parece decirle que sí.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS