Edición Impresa

Salvó un punto pero no pudo llegar a la punta

El Granate sacó una ventaja importante, sustentada en un mejor juego y justificaba llegar a lo más alto de las posiciones, al menos hasta que jugara River mañana en el Coloso del Parque

Sábado 11 de Octubre de 2014

Muy extraño el partido en Lanús. El Granate sacó una ventaja importante, sustentada en un mejor juego y justificaba llegar a lo más alto de las posiciones, al menos hasta que jugara River mañana en el Coloso del Parque. Pero Godoy Cruz, que sufre de altibajos, no sólo se lo empató rápido sino que se lo dio vuelta, aprovechando el desconcierto de un equipo que no podía creer lo que le estaba sucediendo.

Finalmente, tuvo que ser el goleador Silvio Romero el que le devolviera algo de tranquilidad, con un punto que se sabrá si vale al final del campeonato. La sensación para ambos fue de mueca, porque ambos se vieron cerca de la victoria.

A los ojos de los imparciales, de los que prefirieron sentarse frente a la TV a ver fútbol, el espectáculo que dieron en el sur boanerense fue apasionante. Hubo goles para todos los gustos, situaciones y dominios cambiantes, y un resultado que, al cabo, pareció quedarle bien el trámite. Los dos buscaron mucho, pero fue Lanús el que fue inclinando de a poco la cancha a su favor, volcando el trámite al resultado en pocos minutos: al final del primer tiempo y al comienzo del complemento, con conquistas de Ayala de cabeza y del uruguayo Silva en una gran maniobra colectiva. En semejantes circunstancias, todo olía a partido liquidado.

Pero Godoy Cruz reaccionó con el testazo del ex goleador de Tiro Federal en su ascenso a primera, Rubén Ramírez, y enseguida lo empató con el recién ingresado Ayoví, también con la testa. Lanús no lo podía creer y encima recibiría dos golpes más, que eran de nocaut. Primero expulsaron al ex canalla Diego Braghieri por doble amarilla y enseguida el buen remate de afuera del área de Aquino volvió a vencer a Marchesín. Lanús fue con vergüenza, el Tomba amagó con cuidar lo conseguida y llegó el centro desde la izquierda y la aparición por detrás de Romero, para mandar la pelota a la red con su pie derecho. Así salvó un punto pero no llegó a la punta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario