Edición Impresa

Salud: el gobierno advierte que no aceptará que se cobren copagos

Las clínicas anunciaron que cobrarán un plus por las prestaciones. Costa se reunió con las prepagas. Dijo que no se cobrarán los adicionales.

Viernes 05 de Septiembre de 2014

El gobierno advirtió a los empresarios del sector de la salud que no permitirá que se cobren adicionales a los afiliados de la medicina prepaga por las prestaciones que les realicen en clínicas y sanatorios. La superintendenta de Servicios de Salud, Liliana Korenfeld, amenazó con aplicar multas, mientras que el secretario de Comercio, Augusto Costa, aseguró que las firmas del sector "no cobrarán copagos porque no corresponde".

La Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (Adecra) anunció el miércoles que a partir del lunes cualquier paciente de prepaga que vaya a una clínica privada, laboratorios y centros de diagnóstico a hacerse un estudio o análisis deberá pagar un copago para compensar la falta de actualización de aranceles por parte los financiadores del sistema. Fijaron este plus en 50 pesos para recetas de laboratoria y prácticas de baja complejidad y de 100 pesos para prácticas de alta complejidad.

Los afectados serán los afiliados de las grandes prepagas de alcance nacional. El presidente de Swiss Medical Group, Claudio Belocopitt, aseguró que "va a haber reintegros", por lo que "el usuario no va a tener problemas".

Pero el anuncio dio lugar ayer a cruces de opiniones entre el gobierno, las clínicas, los médicos y los usuarios. El presidente de Adecra, Jorge Cherro, señaló que el gobierno es el que tiene "la llave para resolver" la situación.

La Asociación de Médicos de la Actividad Privada (Amap) criticó a Adecra por entender que el dinero de los copagos "no va al bolsillo del médico".

Un conjunto de entidades que agrupan a los prestadores médicos comunicó el miércoles la decisión de cobrar copagos. En un comunicado recordó ayer que con la Superintendencia de Seguros de Salud (SSS) se había acordado un 9 por ciento de aumento en septiembre, como compensación por el aumento de los salarios del sector y de los costos generales, pero finalmente el organismo autorizó uno menor, de 7,5 por ciento, que regirá desde octubre. Por esto, las prepagas no suben los aranceles.

La superintendente de Salud, Laura Kronenfeld, afirmó que "no legitimará ningún acuerdo gestado como jugada política que pretenda convertir a los beneficiarios del sistema de salud en rehenes de intereses económicos y así intentar forzar al gobierno a tomar decisiones políticas que dañen el derecho a la salud" y aseguró que los afiliados a las empresas de medicina prepaga deberán recibir un reintegro por los copagos que les cobren las clínicas privadas.

Pero el secretario de Comercio, aseguró directamente que no se aplicarán los copagos porque "no corresponden". Lo dijo tras una reunión que mantuvo con representantes de Osde, Medife, Medicus, Swiss Medical, Galeno, Faosdir, Admip, Omnit y Acami.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario