Edición Impresa

Salta 2100: en un mes liberan el tránsito vehicular

Las dos torres que quedaron en pie tras la explosión que mató a 22 personas están prácticamente demolidas.

Lunes 13 de Enero de 2014

La torre-grúa de 50 metros de altura y 45 de pluma ya no asoma desde la mitad de la calzada en Salta 2141. El retiro de la enorme mole de hierro, utilizada para remover gran parte de la fachada destrozada por la explosión del 6 de agosto pasado, marca la recta final del proceso de demolición. "Estimamos que a fin de mes o principios de febrero estaríamos en condiciones de rehabilitar el tránsito. Hemos retirado la grúa, pero quedan demoliciones menores en el interior, reconstituir medianeras, veredas y retirar escombros", indicaron en la Secretaría de Hábitat provincial, encargada de monitorear el proceso de extracción de las estructuras, tarea que desempeña la empresa Milicic SA.

Fueron tres meses de una incesante labor. El montaje de la gran mole que asomó en la mitad de cuadra en Salta al 2100 es, desde ayer, un recuerdo en los curiosos y vecinos que transitan la zona.

A cinco meses de explosión, Salta al 2100 quedará abierta al tránsito vehicular y peatonal en los "próximos 20 ó 30 días", afirmaron en Hábitat.

Según consideraron en la repartición provincial, los plazos previstos para la demolición minuciosa y por sectores se vienen cumpliendo a rajatabla.

En diciembre pasado ya se había llegado con la remoción de escombros a los estacionamientos, donde se detectaron 17 vehículos.

Las tareas a cargo de Milicic SA comenzaron en octubre. Y en noviembre la altura de las torres devastadas por la explosión empezó a disminuir lentamente, con un proceso artesanal de demolición.

Se retiraron los tabiques, la mampostería, vigas, columnas y losas en cada uno de los pisos.

Ahora, la enorme grúa que se erguía en plena calle, que fue una postal de la zona tras la tragedia, dejó paso a la etapa final del proceso. Y con ella, la circulación de peatones, colectivos y autos por Salta, entre Oroño y Balcarce. Ayer la calzada todavía lucía corralitos y estaba reducida.

Lo que viene. Según las estimaciones trazadas en la Secretaría de Hábitat, a cargo de Gustavo Leone, los trabajos sobre la torre uno (que da al frente de Salta 2141) están a poco de concluir.

En la torre uno todavía se podía apreciar que habían quedado demolidos todos los pisos, hasta la planta baja.

Un mes atrás, y desde el quinto piso hacia abajo, había comenzado una labor con nuevo equipamiento y una mordaza hidráulica.

Paralelamente, en la torre tres (sobre los fondos del supermercado La Gallega) quedaban algunas estructuras en pie.

Por eso, los trabajos de demolición de ambas torres que quedaron en pie tras la fuga de gas y posterior explosión tienen fecha de culminación en marzo.

Las tareas de demolición habían comenzado sobre los perímetros de las dos torres.

Se trata de ocho viviendas de baja altura que fueron demolidas hace casi dos meses.

La labor "artesanal" implicó el uso de torretas, montacargas y una treintena de operarios abocados a sacar escombros. Cuando sólo quede un gran hueco en esa manzana céntrica se habrán retirado más de 735 metros cúbicos de material, entre columnas, vigas y losas de hormigón.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS