Edición Impresa

Ruta 11: operativo con fugas y choques

Granadero Baigorria.— Con tres puestos de control, fugas de conductores y accidentes comenzó, en la madrugada del domingo, el operativo "Cero alcohol al conducir", iniciativa de la que participaron la Agencia Provincial de Seguridad Vial, Gendarmería Nacional, policías e inspectores de Tránsito de las comunas involucradas...

Martes 28 de Abril de 2009

Granadero Baigorria.— Con tres puestos de control, fugas de conductores y accidentes comenzó, en la madrugada del domingo, el operativo "Cero alcohol al conducir", iniciativa de la que participaron la Agencia Provincial de Seguridad Vial, Gendarmería Nacional, policías e inspectores de Tránsito de las comunas involucradas, para reducir la inseguridad que provoca manejar alcoholizado.

Los operativos se fijaron en Baigorria y Bermúdez. Además Gendarmería montó un puesto en el ingreso a Oliveros sobre la ruta 11. Todos estos son puntos estratégicos que los fines de semana son transitados por jóvenes que asisten a lugares bailables, donde el consumo de bebidas alcohólicas es común y la ruta, sobre todo a la hora del regreso, se torna peligrosa.

Como consecuencia del operativo 30 vehículos, entre autos, camionetas y combis, y unas 10 motos fueron remitidos a los corralones de Baigorria y Bermúdez. De los vehículos remitidos al corralón, 18 de sus conductores dieron positivo en el control de alcoholemia, mientras que los restantes fueron incautados por faltas de documentación obligatoria para circular.

Entre quienes conducían pese a registrar un grado del alcohol superior al permitido estuvo el titular de un taxi de San Lorenzo, por lo que fue necesario pedir la concurrencia de otro conductor de la agencia para trasladar a los pasajeros.

Prevención.Los puestos de control estuvieron sobre la ruta, en la zona norte de Baigorria y en el ingreso sur a Bermúdez pero, previamente, el sábado por la noche se repartió en bares, minimarkets, "snacks" y estaciones de servicio de las localidades del tramo, folletería con un mensaje de alerta y prevención.

Si bien los operativos resultaron exitosos, hubo algunos incidentes y hechos violentos protagonizados por alcoholizados, lo que marca lo delicado del problema.

Fugas. Un conductor de un Fiat 147 de color blanco que circulaba en dirección a Bermúdez, al ver el control dio marcha atrás a toda velocidad, recuperó la marcha en sentido inverso y se dio la fuga rápidamente sin que nadie, por razones de seguridad, lo persiguiera. Pero esto poco le importó al conductor, quien siguió su carrera y, al llegar a la esquina de Arenales y San Martín (ruta 11), impactó contra un Fiat 128, cuyo ocupante fue derivado al hospital Eva Perón.

Otro caso lo protagonizó un Fiat 147 blanco, con tres ocupantes, que se fugó también marcha atrás por unos 200 metros en plena ruta 11 y, al ser perseguido por fuerzas policiales de la UR XVII, sus ocupantes abandonaron el vehículo corriendo; dos de ellos fueron capturados, y el conductor logró escapar.

También un Renault 9 gris que viajaba desde Bermúdez a Baigorria efectuó un giro en "U" intentando escapar por ruta 11 a alta velocidad al notar el control, pero a pocas cuadras fue interceptado y su conductor detenido por personal policial.

Estos hechos no pasaron inadvertidos para Gustavo Franco, director de Seguridad Vial de la provincia, quien dijo: "No sólo es preocupante que una persona maneje alcoholizada, también la reacción de intentar escapar poniendo en riesgo su vida y la de los demás. Los controles van a seguir", y agregó un llamado: "A cuidarnos y protegernos nosotros mismos, Si acá no hay autoprotección de la gente, por más que hagamos operativos siempre vamos a estar en riesgo".

Si bien no hubo cifras oficiales del operativo encabezado por Gendarmería en la zona de Oliveros, que abarcó una requisa completa de vehículos, trascendió que todo fue normal.

Alcohol o conducir. El programa de controles que se inició el fin de semana es una idea de la Agencia Provincial de Seguridad Vial junto con Gendarmería Nacional y las localidades ubicadas sobre el tramo sur de la ruta 11, desde Baigorria hasta Maciel.

Participaron del operativo 10 localidades, más de 80 personas, 6 vehículos y 4 alcoholímetros. La tarea, en la que también estuvieron voluntarios de organizaciones no gubernamentales, busca alertar sobre los riesgos de conducir alcoholizado.

Accidente fatal

La peligrosa ruta 9 se cobró otra víctima fatal. Maximiliano Hernández, un joven de 24 años de Carcarañá, hijo de la jueza en lo civil, comercial y laboral de Cañada de Gómez Adriana Cuaranta, murió tras chocar a la altura de Roldán. El joven conducía un Renault Megane II y se investiga cómo impactó contra una garita tras embestir a un ciclista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS