Edición Impresa

Russo apuesta a un equipo de Central con buen pie y más punzante

Hubo indicios tácticos del nuevo dibujo. Y ayer en la práctica de fútbol se consolidó esta intención de repartir a los jugadores del medio hacia adelante con más amplitud territorial.

Sábado 05 de Octubre de 2013

Miguel Angel Russo sigue buscando la forma de potenciar el rendimiento individual y colectivo del equipo. Para eso está intensificando la aplicación de un esquema que incluye a más jugadores con características ofensivas, producto también de la necesidad de volver a la victoria. Hubo indicios tácticos del nuevo dibujo en los empates ante Arsenal y All Boys. Y ayer en la práctica de fútbol se consolidó esta intención de repartir a los jugadores del medio hacia adelante con más amplitud territorial. Porque con la flexibilidad que impone cualquier esquema, todo indica que para enfrentar el lunes a Lanús irrumpirá un 4-3-3 bien definido a la hora de ir para delante, y con los extremos retrocediendo a la hora de tapar la salida del rival. Así lo que busca el DT es un equipo más compensado, tanto en ataque como en defensa (ver infografía).

La defensa no tiene misterios y es una clásica línea de cuatro. Con los zagueros centrales atentos al nueve rival y los laterales con la misión primordial de cuidar su zona ante un granate que abrirá bien la cancha. Sólo si hay espacios y por sorpresa tanto Ferrari como Delgado tienen la recomendación de trepar de manera escalonada.

Las diferencias tácticas respecto a lo que fue el inicio del torneo están del medio hacia arriba. Porque los tres volantes definidos, si bien aún no está confirmados, serían Nery Domínguez como cinco clásico, Hernán Encina a la derecha y Diego Lagos a la izquierda.

Tanto el Sapito como Lagos juegan como volantes interiores y no arrancan pegados a la línea como en otras ocasiones. Los dos tienen la misión de hacer jugar a los extremos y dar una mano grande en la lucha por la posesión de la pelota en la zona media. Mientras que Nery es el encargado de jugar siempre por detrás de la línea del balón cuando la tienen sus compañeros. Y no separarse mucho de los centrales para darle equilibrio al equipo.

Lo más novedoso está arriba. Porque Antonio Medina y Federico Carrizo ayer durante toda la práctica de fútbol arrancaron de extremos por las bandas. Recibían pegados a la línea y con la obligación de terminar las jugadas con centros o diagonales. A la hora de ir para adelante no hay dudas de que el equipo ataca con tres puntas. Ya que el nueve de área es Carlos Luna, quien ayer en el entrenamiento justamente hizo el gol con el que los titulares vencieron a los suplentes. El Chino conectó dentro del área un centro de Carrizo y facturó.

Y cuando el equipo se repliega, tanto Medina, quien ayer fue reemplazado por Niell en el complemento del ensayo cumpliendo la misma función, como Carrizo retroceden hasta la mitad de la cancha para cubrir la trepada de los laterales adversarios.

Así Russo busca compensar al equipo con tres volantes interiores, todos de buen pie, y ser más profundo en la ofensiva abriendo bien la cancha con Tony y Pachi. La idea es que la ofensiva tenga mayor sorpresa, explosión, y no ser tan previsible.

Lanús será una linda prueba para demostrar que más allá del esquema Central sigue teniendo recursos para enderezar el rumbo. Russo probó ayer un dibujo ambicioso, aunque aún no confirmó al equipo. Lo que está claro es que se impone una victoria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS