Edición Impresa

Rugby: Jockey está en plena transformación y busca recuperar los primeros planos

La larga sequía de títulos en la primera división lleva más de una década, por lo que el club de Fisherton ya necesitaba cambiar abruptamente el rumbo para no seguir cosechando decepciones.

Martes 26 de Abril de 2016

Jockey Club tiene una cuenta pendiente consigo mismo. La larga sequía de títulos en la primera división lleva más de una década, por lo que el club de Fisherton ya necesitaba cambiar abruptamente el rumbo para no seguir cosechando decepciones. Y en eso está. Este año, el ex Puma Rodrigo Crexell volvió a hacerse cargo del equipo principal, acompañado esta vez por Agustín Pozzo y Facundo Lluch. La idea, como según el ex medioscrum confesó, es "poner a Jockey en el lugar que se merece".

"Es una tarea bastante difícil pero lo que pasó el año pasado, de terminar cuartos y quedar en una posición que nos dejó afuera del Nacional de Clubes, para el club fue tocar fondo. Creo que veníamos de años y años de hacer las cosas mal. Escuché a muchos jugadores experimentados lamentarse porque Jockey no conseguía títulos, pero lo que más ruido me hizo es escucharlos decir que adentro de la cancha se aburrían y que a la hora de jugar no hacían lo que se proponían en el vestuario", reflexionó Crexell preparando un diagnóstico del estado del verdiblanco. "Esa es una de las cosas que había que cambiar rápidamente. Con Agustín y Facundo buscamos cambiarle el chip a estos jugadores, queremos que tengan esa cabeza ganadora que Jockey tuvo durante tantos años. Creo que llegó el momento como club de que nos replantemos hacia dónde queremos ir", sentenció el DT.

—¿Cuál es el objetivo?

—La idea es volver a ser el club que éramos. Es un proceso y nos va a llevar tiempo, pero el objetivo es claro. Queremos estar en el primer plano nacional, ser un equipo muy competitivo, un club que siga llevando jugadores al seleccionado de Rosario y a Los Pumas.

—Un objetivo ambicioso.

—Sí y no se por qué el club dejó de tenerlo. Estuvimos 15 años deambulando en el rugby de Rosario y este proyecto es serio, apunta en serio al futuro.

—¿Contás con jugadores como para plasmar las ideas?

—El plantel es realmente muy bueno. Estuve trabajando en juveniles en el proceso de M15 y M16, haciendo dos años en cada división, con Mario Jáuregui y Sergio Bianco, que para mí son dos baluartes extraordinarios de lo que es hoy el plantel superior. Y han subido juveniles que hemos trabajado en esa primera camada (la 96), la de Pato Baronio, Seba Binner, Diego Pedregosa, Pelossi, Miqueletti, Camargo o Nardelli, por ejemplo, siete u ocho jugadores de mucha calidad que fueron con los que arranqué en juveniles y hoy tengo la posibilidad de tenerlos en la primera división, a lo mejor muchos no jugando de titular pero acompañando a los más viejos. Yo siempre sostengo que para tener un buen equipo hay que tener jugadores experimentados como Fradua, Di Bernardo, Amelong o Vignau, que le dan solvencia al equipo. Ellos tienen que ser el sostén para que estos juveniles empiecen a aparecer de a poco.

—El rugby de Jockey aburría. ¿Qué juego van a proponer?

—Vamos a tratar de jugar con la pelota viva, con muchos pases, muchas fases. Vamos a tratar de tener esos contraataques que nos caracterizaron en el contexto nacional. Para eso tenemos que animarnos a jugar mucho de manos y no tener miedo a hacerlo desde abajo de los palos si es necesario. Queremos que los chicos se vuelvan a divertir y que la gente que nos venga a ver se entusiasme .

La apuesta es grande, pero es evidente que, más allá de los resultados, en Jockey Club algunas cosas empezaron a cambiar.

Ejemplo

Martín Palou es el manager del equipo y su trabajo silencioso es un verdadero ejemplo para el resto. El ex segunda línea cumple su rol a la perfección y no deja detalle librado al azar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario