Edición Impresa

Rugby: El verdiblanco sueña despierto

Por un lugar en semis y obligado a ganar, Jockey visitará el sábado a Alumni. Además necesitará una ayuda de Newman.

Martes 15 de Abril de 2014

Mientras hay vida, hay esperanza. Jockey Club (15 puntos) fundamentó en los últimos dos partidos jugados en Rosario porqué mantiene la ilusión de ser uno de los semifinalistas. Lógicamente que alcanzar ese objetivo no le será nada fácil ya que además de ganarle el sábado a Alumni en Tortuguitas, tiene que esperar una ayuda de Newman que recibirá ese mismo día al otro candidato, Tala (17 puntos), en Benavídez, algo que es muy probable.

Jockey Club podría haber clasificado con comodidad, pero no lo hizo y si ahora está pagando con incertidumbre la chance de ingresar en las semifinales del Nacional de Clubes es por no saber cerrar los partidos. Se durmió en los últimos quince minutos del partido ante Alumni en Fisherton y también en el cierre del partido con Tala en Villa Walcarle. Aún así no está todo dicho.

Por eso la jornada sabatina será decisiva para el futuro del verdiblanco en el torneo. Había una posibilidad que el partido que debe sostener con Alumni en Tortuguitas se adelantara para el jueves, pero esa opción quedó totalmente descartada ayer y el cotejo se disputará el sábado (la UAR no le dio curso al pedido), al igual que el que sostendrán Tala y Newman en Benavídez.

El último fin de semana el verdiblanco hizo su parte al ganarle a Tala un partido que se presentaba como una verdadera final ya que si no ganaba quedaba afuera de la pelea. Pero ganó y lo hizo con bonus, abriendo un interrogante muy grande en la definición de la Zona 4.

Ahora ante Alumni tendrá que repetir una actuación como la que tuvo ante el conjunto cordobés, ya que sin dudas fue lo mejor que hizo en lo que va del torneo.

El verdiblanco arrancó el torneo con una victoria ante Newman por 21-16, un triunfo que ilusionaba a cualquiera por el rival y por las perspectivas. En ese encuentro no le sobró nada, pero le alcanzó para superar al equipo de Benavídez que se ufanaba de contar con el regreso del ex capitán de Los Pumas Felipe Contepomi tras 14 años.

Ese resultado había sido importantísimo pero en este torneo los exámenes se dan todos los fines de semana. Por eso Jockey tenía que ratificar lo hecho ante el conjunto bordó en las fechas siguientes, cosa que no hizo. En Villa Warcalde, tras un buen primer tiempo, los verdiblancos no pudieron sostener su juego, su juego se diluyó y vieron como los cordobeses se quedaban con la victoria por 32-24 y con ella, con una gran parte del sueño.

Dadas así las cosas, el partido ante Alumni, una semana después se presentó como una buena oportunidad para retornar a la senda del triunfo, porque jugaba de local y sabía que el equipo de Tortuguitas venía mal, sin conocer la victoria en el torneo. Pero no fue así. Una innumerable cantidad de errores propios pero fundamentalmente el hecho de no saber cerrar el partido, hicieron que el conjunto de Fisherton sufriera su segundo revés al caer por 29-32. Dolió como duele cualquier derrota, pero más por la forma en que se dio. Se imponía claramente por 29-15 y lo regaló. Además esa caída lo alejaba de Tala que, sin ser mucho más que el resto, seguía avanzando en la pareja Zona 4 donde los resultados fueron en la mayoría de los casos muy ajustados.

El triunfo ante Newman, en la cuarta fecha, le dio una bocanada de aire, una nueva oportunidad para ocupar un lugar en el póker de ases del rugby argentino, pero ya no dependía de sí mismo sino también de otros resultados. Para meterse en las semifinales en las dos fechas que faltaban Jockey tenía que ganar y esperar que Tala no lo haga. Con la primera prueba superada la definición quedó abierta, y por más que Jockey no depende de sí mismo demostrará hasta el final que estaba para dar pelea.

En el Grupo 3, de donde saldrá el rival de Duendes en una de las semifinales, la disputa por el sitial más alto de la zona es entre Hindú (17 puntos) y Belgrano (13 puntos). Matemáticamente podría incluirse a Tucumán Rugby (12 puntos) que si gana con punto bonus alcanzaría a los de Don Torcuato, pero el reglamento los relega ya que en caso de igualdad en puntos se impone el resultado entre ambos y en allí se definiría a favor de Hindú que ganó los dos partidos entre sí. Por eso es que la definición de la zona pasará pura y exclusivamente por los resultados que arrojen los partidos entre Tucumán Rugby v. Belgrano Athletic, en Yerba Buena; y La Tablada v. Hindú, en la Docta. Cuatro candidatos para sólo dos lugares. El Nacional está que arde.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario