Edición Impresa

Rugby: Duendes tendrá ante CUBA una verdadera prueba de carácter

Duendes cumplió con su objetivo: llegó a la última semana del Nacional de Clubes. El campeón del Litoral enfrentará el sábado a CUBA en la final del remozado torneo que organiza la Unión Argentina de Rugby.

Martes 29 de Abril de 2014

Duendes cumplió con su objetivo: llegó a la última semana del Nacional de Clubes. El campeón del Litoral enfrentará el sábado a CUBA en la final del remozado torneo que organiza la Unión Argentina de Rugby. Llegó por sexta vez al partido decisivo, esta vez sorteando muchos escollos y lo hizo sin nombrar la palabra "excusa" por más que tenga motivos. Sufrió bajas por lesiones y convocatorias, pero aún así supo sobreponerse y pelear con lo que tenía, ofreciendo más de una vez esa cuota extra de amor propio cuando el juego no aparecía. En Duendes, para el que no lo sabe, no hay pretextos.

Y el partido del próximo sábado, por más que se trate de una final, no cambiará para nada la fisonomía del Fantasma que tratará de imponer su libreto. Como si ya se hubiera acostumbrado a los cachetazos del destino, el verdinegro no se lamentará porque no contará con Los Pumitas convocados Felipe Arregui, Vittorio Rosti y Emiliano Boffelli (ya en Sudáfrica, preparándose para el próximo Mundial Juvenil), ni tampoco con Juan Prieto, Federico Alloggio, Ignacio Fantín, Pedro Imhoff, Andrés Amelong y Román Miralles, quienes fueron cayendo preso de lesiones; sino que saltará a la cancha con lo mejor que tiene para ofrecer su corazón y jugar, como diría Serrat "el juego que mejor juega y que más le gusta".

Hasta el momento Duendes fue el mejor del torneo en todo sentido. Ganó todo lo que jugó hasta la última fecha de la fase clasificatoria cuando metió varios cambios (Miralles fue el único titular) y cayó ante el Jockey cordobés, en una decisión que le costó el invicto, ya que era el único que ostentaba esa condición. La medida fue lógica, ya que clasificado a las semifinales no tenía sentido arriesgar jugadores, más con la epidemia de lesiones que lo venía acosando. En el camino habían quedado los dos triunfos ante Santiago Lawn Tennis, la revelación del torneo, y ante SIC, la gran decepción del Nacional 2014. Ante Hindú, días atrás, Duendes puso toda la carne al asador y dejó en el camino al Elefante de los cinco títulos apelando al oficio y al sacrificio de sus hombres.

Algunas claves. Ahora se viene CUBA. Si con Hindú fue un verdadero test match, el partido del sábado apunta a ser más de lo mismo. Universitario, si bien mostró ser un equipo equilibrado, también desnudó algunas de sus falencias con el correr de los partidos. Por ejemplo una de las claves pasará por bloquearlos en sus ataques, ya que sorprenden todo el tiempo, sobre todo con los tres del fondo, una verdadera pesadilla para cualquier equipo (de hecho Jockey los sufrió en carne propia). CUBA es un equipo que nunca repitió una salida de mitad de cancha o de 22, tiene buenos pateadores que intentan poner atrás al rival y cuando lo logran se lanzan con velocidad, siendo Juan Cruz González uno de los jugadores clave. Pero hay un detalle que no es menor, es un equipo al que no le gusta que lo tackleen. Los golpes lo sacan del partido y es allí donde el verdinegro puede hacerse fuerte.

Son muy buenos en defensa, por lo que para avanzar con el pie, los jugadores de Duendes van a tener que presionar muy parejos y ordenados o que la pelota salga de la cancha.

Tienen un maul que es clave en su definición (muchos tries llegaron de esa formación apoyados por Bosch y Alemann) y una muy buena obtención, más allá de que en la hilera, por más que tienen jugadores muy altos, las pelotas se pueden disputar porque el line que tienen no es rápido.

El sábado se bajará el telón al Nacional de Clubes, que arrancó con la ilusión de los 16 mejores equipos del país, y que ahora tiene a Duendes como uno de los protagonistas de la gran definición del torneo más federal del rugby argentino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario