Edición Impresa

Roxana Latorre: "Esto es una operación armada para perjudicar a la presidenta"

Avaló la hipótesis de que la muerte del fiscal "estaba planificada" con el objetivo de "tirarle un muerto" a Cristina. Acusó a los espías removidos.

Jueves 22 de Enero de 2015

La senadora nacional por Santa Fe Roxana Latorre sostuvo que "no se necesita ser Sherlock Holmes para darse cuenta de que acá hay algo específicamente armado, una operación armada de la cual evidentemente no tiene nada que ver el gobierno". Apuntó también su convicción de que la muerte del fiscal Alberto Nisman estaba planificada y la intención de los autores de esa maniobra —a quienes sindicó como los popes de la ex Side desplazados— tuvieron como objetivo "tirarle un muerto" a la presidenta.

En declaraciones a LT3, la legisladora oficialista señaló que "mirado fríamente, probablemente necesitamos la distancia que nos van a dar los días, pero que no se llame nadie a engaño, esto tiene una clara destinataria que es la presidenta (Cristina Kirchner), objetivamente lo digo".

Consultada sobre si "le tiraron un muerto" a la presidenta, Latorre reflexionó: "Creo que algo de eso hay. La mayoría del pueblo argentino se da cuenta de acá hay algo específicamente armado. No se necesita ser Sherlock Holmes para darse cuenta de que esto es una operación armada. Evidentemente no me parece que tenga nada que ver el gobierno".

Remarcó que "esto está armado antes de (la muerte de) Nisman", y consultada sobre si entonces "la muerte del fiscal estaba planificada", la senadora fue tajante: "Absolutamente. No tengo los elementos en este momento porque la Justicia está actuando, pero con el correr de los días veremos que lo que le digo es cierto.

Latorre reflexionó que "la muerte en sí misma es algo lamentable", pero advirtió sobre "episodios de ensombrecimiento brutal de lo que puede llegar a ser la campaña (electoral) del año 2015, que la verdad que estaban previstos".

Vinculó ese "ensombrecimiento" a que "hay una actitud furibunda de todo el arco opositor y cualquiera advertirá que esta no es una campaña igual que en otros años". Explicó que "cuando la suma del arco opositor ve que Cristina sigue midiendo entre 40 y 50 puntos en la consideración de la gente y que puede eventualmente, aunque ella dice que no se postulará, llegar a candidatearse como legisladora del Mercosur, creo que eso termina de enfurecer".

Planteó que la muerte del fiscal "es un hecho más que lamentable" y que "la presidenta va a estar aclarando los próximos días, no ha salido más que por las redes sociales porque supongo que está teniendo la prudencia necesaria de dejar avanzar a la Justicia como corresponde", pero "no considero que tenga absolutamente nada que ocultar".

La senadora vinculó la muerte del fiscal con la remoción de la cúpula de ex Side dispuesta por la presidenta el mes pasado. "No me parece gratis, que no iba a haber consecuencias, removiendo a lo que era la planta estable real de inteligencia de los ultimos 30 años con (Antonio) Stiuso a la cabeza". Añadió que "cuando Cristina define la asunción de (Oscar) Parrilli en la Side y los cambios internos, yo personalmente no lo he hablado con ella, pero pienso que ya tenía información respecto a la feroz campaña sucia y brutal que se venía para este 2015. Por supuesto que lo de Nisman es absolutamente lamentable y una operación sucia como solemos ver en las películas".

En ese sentido, criticó que "se está haciendo un uso electoral desmedido por todo el arco opositor y han tomado como un tema de campaña algo que es de extrema gravedad. A mí no me gusta un clima enrarecido en un momento en que el país sigue creciendo, la gente viajando y consumiendo". También se preguntó si "¿ameritaban cacerolazos ante un tema de semejante gravedad? Personalmente pienso que está todo digitado y preparado".

Defensa oficial. La jefa del bloque de Diputados del oficialismo, Juliana Di Tullio, aseguró ayer que la denuncia de Alberto Nisman contra el gobierno por supuesto encubrimiento en la causa Amia "es poco sustanciosa y por eso nosotros estábamos preparados para hacerle muchas preguntas al fiscal", al tiempo que apuntó a la oposición por "usar este hecho escabroso y lamentable".

"Alguien le dio información falaz al fiscal y Nisman le tenía muchísima confianza a esa persona", subrayó Di Tullio, luego de que la Justicia difundiera las 300 hojas de la denuncia presentada por el fallecido fiscal. A su entender, "lo importante es la descripción de la denuncia que está basada en supuestos, recortes periodísticos, interpretaciones libres de un fiscal que parece no tener una sustancia, ni ninguna prueba contundente".

Di Tullio cuestionó la utilización "de este hecho escabroso y lamentable", y apuntó que "la reacción de la oposición me parece una brutalidad humana; usar este hecho escabroso y lamentable, porque además hay que recordar que la causa madre es una de las más impactantes de la Argentina".

Lijo dispuso custodia para los supuestos espías acusados

El juez federal Ariel Lijo dispuso ayer la custodia de los supuestos agentes de inteligencia Héctor Luis Yrimia y Ramón Allan Héctor Bogado, quienes fueron acusados por el fallecido fiscal Alberto Nisman de haber participado del presunto plan de encubrimiento de responsabilidades del atentado a la Amia.

Lijo pidió al Ministerio de Seguridad de la Nación que asigne custodia oficial para ambos, luego de que dejaran trascender que temían por su vida. La medida se produjo luego de que el titular de la ex Side, Oscar Parrilli, le informara este martes que "Allan" no sólo no era empleado del organismo sino que había sido denunciado el pasado 12 de noviembre por haberse hecho pasar por un agente de inteligencia.

Fuentes judiciales señalaron que el juez Lijo le resta importancia al hecho de que Bogado e Yrimia no fueran agentes, y se concentra ahora en saber si en lo que surge de las escuchas de ambos con el lobbista proiraní Jorge Khalil es certero, esto es, si ambos oficiaban de nexo entre el gobierno y los iraníes.

Por otra parte, el mediático abogado Fernando Burlando se presentó ayer en Tribunales como defensor de Fernando Esteche, líder de Quebracho, y pidió tomar conocimiento de la denuncia de Nisman. "Nos ofrecimos a declarar —dijo Esteche—, pero yo aseguro que está en un nivel absoluto de elucubración y fantasía de una novela policial. El único objetivo que tuvo esto fue cuestionar el protocolo (en alusión al memorándum de entendimiento) y demonizar a Irán". Y remató: "El que quiera creer que soy Pinky y Cerebro armando la política exterior argentina lo va a creer", y advirtió que "nadie está leyendo la interna de los servicios" de inteligencia.

En tanto, el ex fiscal de la causa Amia y ex juez Yrimia dijo que no está acusado de "ningún delito" y calificó la denuncia como "novela de cuento". Señaló que "la muerte del muchacho (por Nisman) es lo grave. La denuncia no tiene asidero desde el punto de vista jurídico", insistió. Por último, sostuvo que se "ofendió" con las palabras del secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, quien lo calificó a él y a Bogado de "chantas" y "vendedores de influencias".

Zaffaroni: “A Nisman le dieron pistas falsas y en algún momento se dio cuenta”

El ex juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni aseguró ayer que al fiscal Alberto Nisman “le dieron pistas y datos falsos” y que “en algún momento se tuvo que dar cuenta” de eso, a la vez que afirmó que “es una víctima más” de la Amia. Afirmó que los hechos que describe Nisman en su denuncia por encubrimiento “no constituyen delito alguno”.
  “Lo que me imagino es que este pobre muchacho (por Nisman) es una víctima más de una desviación de la investigación de la causa Amia. Ha sido víctima de una información torcida, de pistas falsas, no tengo por qué pensar que lo hizo de mala fe. Y en algún momento se tuvo que dar cuenta de que eso era falso”, señaló.
  El ex magistrado describió también como “sospechoso” el regreso anticipado de Nisman de sus vacaciones. “Hay una conducta extraña. Este muchacho interrumpe un viaje de una manera abrupta y viene a presentar un escrito de unas 350 fojas. En fin, es muy raro, algo le determinó volver a presentar el escrito en medio de una feria. Hay una conducta que es muy extraña, no es lo usual digamos”, agregó.
  Zaffaroni pidió que la investigación por la muerte del fiscal “funcione tranquilamente”, y también reclamó “tomar en serio y evaluar lo que está pasando en la causa Amia”, que, aseguró, “ha sufrido encubrimiento, filtraciones y pistas falsas”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario