Edición Impresa

Rossi consideró que "sería un retroceso incluir a las FFAA en el combate a los narcos"

El ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, se pronunció en contra de que las Fuerzas Armadas participen de la lucha contra el narcotráfico como propuso Daniel Scioli.

Domingo 20 de Abril de 2014

El ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, se pronunció en contra de que las Fuerzas Armadas participen de la lucha contra el narcotráfico, algo que sí había propuesto el gobernador bonaerense, Daniel Scioli. "Sería un retroceso incluir a las Fuerzas Armadas en el combate a los narcos", mensuró el funcionario.

En una entrevista con LaCapital, Rossi no descartó su candidatura presidencial, aunque dijo que se tomará "el tiempo necesario" para evaluar esa posibilidad. Con respecto al futuro del PJ santafesino, el ex presidente del bloque de diputados nacionales kirchneristas relativizó la chance de un proceso de acuerdo político con sectores peronistas no encuadrados en el Frente Para la victoria, algo para lo que están trabajando otros sectores del justicialismo.

—¿Visualiza una gran interna a presidente en el peronismo?

——El peronismo ha sido todo este tiempo el principal articulador del Frente para la Victoria y la expresión de apoyo más claro a las gestiones de Néstor y de Cristina. Hoy, nuestra principal dirigente, la que tiene el liderazgo más claro y excluyente, que es la presidenta, está impedida de participar en las próximas elecciones a jefe de Estado. Por eso es lógico que aparezca una gran cantidad de dirigentes que se plantean ser candidatos en 2015. Es un signo positivo de nuestro espacio político. El problema es cuando los espacios políticos no tienen candidato.

—¿Y usted tiene voluntad de ser candidato a presidente de la Nación?

—Para el 2015 falta un tramo bastante largo. Me voy a tomar el tiempo necesario para expresar una decisión sobre lo que usted me pregunta, no creo que este sea el momento. Para una definición tan importante tengo que consultar a dirigentes y militantes, no creo que la política alcance con las decisiones personales. Tiene que ser una decisión colectiva. Respeto a los compañeros que ya tomaron la decisión, pero yo tengo una responsabilidad como ministro de Defensa, que es una gestión que debo honrar.

—¿Scioli encarna la continuidad del modelo?

—Scioli es un dirigente de nuestro espacio. Ha llevado adelante responsabilidades importantes, siempre apoyó las gestiones de Néstor y Cristina. Representa una parcialidad, como los otros candidatos.

—Pero afirmó hace pocos días que le gustaría escuchar a Scioli hablando de lo que va a hacer luego del 2015. ¿Teme que encarne luego otro proyecto diferente?

—Esa reflexión que hice vale para todos los que quieran ser candidatos. Escucho que muchos hablan de fin de ciclo. ¿Fin de ciclo significa que van a reprivatizar YPF, que van a volver a las AFJP, que cambiarán la política de derechos humanos? Para que la Argentina mantenga el 7 por ciento de desocupación en los próximos 10 años hay que generar cuatro millones de puestos de trabajo.

—Hace seis meses se especulaba con una posible salida anticipada del poder de la presidenta. Hoy el FPV tiene varios candidatos y mejores condiciones en la economía, pero se los critica por haber cedido a la ortodoxia económica...

—Nosotros tuvimos un intento desestabilizante entre diciembre y enero. Eso fue presentado por medio de una corrida cambiaria, y ahí la presidenta decidió poner la economía en el lugar que está hoy. Las variables macroeconómicas están controladas, trasladó confianza a la economía y ya estamos viendo condiciones para retomar la senda del crecimiento con inclusión social. Con malicia algunos ven esto no como respuesta a un intento desestabilizante sino como una descalificación, diciendo que se trata de un modelo tradicional. Acá no hay una política ortodoxa de ajuste. Eso hubiese sido así con eliminación de paritarias, congelamiento de salarios. Acá no hay modelo de ajuste.

—El espacio interno que usted encabeza decidió ir a internas con candidatos propios en Santa Fe. ¿Cómo se compatibiliza con el intento de unidad que se inició en el PJ local?

—Me parece muy bien que haya reuniones en el ámbito legislativo entre diputados y senadores del Frente para la Victoria para construir una agenda parlamentaria común y fijar posiciones políticas. Eso mejorará la calidad de nuestra estrategia opositora. Eso no es obstáculo para que nosotros como corriente política ratifiquemos nuestra decisión de concurrir con candidatos propios a gobernador e intendente. Somos una corriente que toma como propios los mejores valores que el kirchnerismo ha transmitido. Ese proyecto nacional tiene que tener su expresión en la provincia.

—¿Es posible una interna entre kirchnerismo, reutemismo, massismo, el sector de Perotti y María Eugenia Bielsa?

—En la provincia de Santa Fe, el PJ está claramente alineado con el nacional, y protagonizando claramente el apoyo al gobierno nacional y al Frente Para la Victoria. Dentro de ese panorama podrán existir diferencia de matices, y podrá haber diferentes candidatos en primarias. Pero en el marco de un PJ santafesino que no es un partido provincial, es un partido que integra el PJ nacional, que es el principal articulador del Frente Para la Victoria, principal sostén de Cristina.

—Entiendo entonces que no vislumbra una interna con el sector santafesino que apoya a Massa, como es el caso de los senadores provinciales y con el reutemismo...

—La verdad es que me resulta difícil entender una situación de estas características. Massa es uno de los principales dirigentes opositores a nuestro gobierno y lo ratifica permanentemente. Es muy difícil imaginar ese escenario.

—¿Le sorprende la diferencia de opiniones entre Binner y Bonfatti por el resultado del megaoperativo contra el narcotráfico?

—El problema del narcotráfico en Rosario es tan enorme que desde el único lugar que se puede analizar es desde la perspectiva del vecino común. Y ese ciudadano sintió un enorme alivio con el desembarco de las fuerzas federales en la ciudad, recuperó la esperanza y la confianza que había perdido. Cualquier otro tipo de análisis suena a alta dosis de mezquindad política. Hace diez años, yo era presidente del Concejo rosarino, fuimos capaces de organizar el Congreso de la Lengua y la ciudad era una fiesta. Esa ciudad es la que queremos recuperar.

—¿Cuál es su opinión como ministro de Defensa sobre la participación de las Fuerzas Armadas en el combate al narcotráfico, algo que reclama Scioli?

—Tenemos un sistema legal en la Argentina que prohíbe taxativamente a las Fuerzas Armadas participar en tareas de seguridad interior. Sería un grave error involucrar a las Fuerzas Armadas en cuestiones de seguridad interior. En los países en que intervinieron las Fuerzas Armadas no se han resuelto los problemas, incluso en algunos empeoró la situación. Argentina tiene fuerzas de seguridad intermedia (Gendarmería, Prefectura, PSA) que están militarizadas porque tuvieron su origen en las Fuerzas Armadas. No es una cuestión menor, porque México está armando recién ahora la gendarmería, poniéndola en el marco de la seguridad interior. Sería un retroceso enorme que la Argentina incluya a las Fuerzas Armadas en el combate contra el delito narco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario