Edición Impresa

"Rosario y Victoria tienen el puente porque pelearon para que se hiciera"

El ex gobernador santafesino, Jorge Obeid, contó entretelones de cómo se gestó el enlace vial con la provincia de Entre Ríos. Anécdotas y detalles a diez años del puente.

Sábado 25 de Mayo de 2013

A diez años de la inauguración de la conexión vial Rosario-Victoria, el ex gobernador Jorge Obeid afirmó que la obra fue posible porque ambas ciudades trabajaron juntas para conseguirlo y rescató las gestiones de las administraciones de Santa Fe y Entre Ríos ante el gobierno nacional para garantizar su construcción. "Rosario y Victoria tienen el puente porque pelearon para que se hiciera. Lo logramos entre todos; si no hubiese sido así, no lo habríamos conseguido", sostuvo.

La obra comenzó a construirse a finales de los 90 y se inauguró oficialmente el 22 de mayo de 2003. El pasado miércoles cumplió diez años. "Fue una ambición de rosarinos y victorienses durante décadas y ahora está ahí; la podemos usar todos", reflexionó el dos veces gobernador santafesino.

Obeid transitaba su primer período al frente de la Casa Gris cuando el viejo proyecto de unir a ambas ciudades mediante una conexión vial que atravesara el río Paraná, sus riachos e islas comenzó a convertirse en realidad. El propio ex mandatario contó que asumió la conexión vial como el gran proyecto de esa administración y que desde el primer momento advirtió el apoyo monolítico que obtendrían las gestiones que realizara ante el gobierno de Carlos Saúl Menem.

"Había mucha gente trabajando desde hacía tiempo en este viejo sueño, no sólo en Rosario sino también en Victoria. El problema era que la obra sería muy costosa y que resultaría muy difícil interesar a los porteños para hacerla", recordó Obeid. Y añadió: "La clave era convencer a Menem para que la Nación se involucrara".

Sostuvo el ex mandatario provincial que esas dificultades, sumadas al hecho de que aún no había un proyecto de obra, fue lo que llevó a la clase dirigente de ambas orillas del Paraná a encolumnarse detrás del objetivo sin distinciones políticas, ideológicas, económicas ni de ningún otro tipo. "Todos dimos una muestra de madurez y nos alineamos en el mismo sentido", afirmó.

La necesidad de convencer a Menem para que embarcara al gobierno nacional incluyó varias estrategias, entre ellas un recorrido en helicóptero por el área por la que transitaría la ruta para mostrarle in situ al presidente de qué se trataba el proyecto. Un aspecto clave fue que la obra no podía autofinanciarse y que sin dinero de la Nación sería irrealizable.

Unidad. Recordó Obeid que de los pedidos ante la Casa Rosada participaron políticos, empresarios, funcionarios, concejales, representantes de la Bolsa de Comercio y de la Universidad Nacional de Rosario y "muchos más", y que finalmente Menem dio el visto bueno; la Nación otorgaría un subsidio de cien millones de dólares y los estados de Santa Fe y Entre Ríos pondrían tres millones de dólares cada uno. Entonces se elaboró el proyecto y se hizo la licitación.

El problema fue cuando ninguna empresa se interesó y el proceso quedó desierto. "Ese día, Rosario y Victoria se oscurecieron", evocó el por entonces gobernador. Tras aquel "mazazo", como él lo define, la ciudad empezó a organizar una caravana por tierra y por agua a Buenos Aires para presionar y afirmó que utilizó ese fantástico compromiso colectivo para redoblar el pedido a Menen.

Contó que un día fue a verlo a la Casa Rosada y que el presidente le pidió dos días, al cabo de los cuales lo llamó para darle una buena noticia; la Nación subsidiaría la obra con doscientos millones de dólares, es decir, el doble de lo que se había comprometido a invertir la primera vez.

Aunque resultaría casi simbólico, Santa Fe y Entre Ríos decidieron entonces hacer un gesto y elevaron su propia inversión a cinco millones de dólares, con lo cual la segunda licitación logró interesar a varias empresas y concluyó con la adjudicación al holding que finalmente construyó la esperada conexión vial.

Obeid, que en 2015 aspira a competir por un tercer mandato al frente de la provincia, insistió una y otra vez con que si hay conexión con Victoria es porque hubo trabajo conjunto. "Las obras son para la gente, no para los gobernantes, y hoy al puente lo podemos disfrutar todos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS