Edición Impresa

Rosario venció con autoridad a Salta y es finalista del Argentino de Rugby

El conjunto de Gastón Conde venció anoche 23 a 6 a Salta, en el Jockey Club, y de esa manera logró el ansiado paso al choque decisivo del campeonato, en el que recibirá a Tucumán.

Domingo 24 de Noviembre de 2013

Rosario, finalista. Por prestancia, por convicciones y porque todavía tiene un sueño pendiente. Porque aprendió un libreto que supo moldear de a poco y que le está dando réditos en este Argentino. El conjunto de Gastón Conde venció anoche 23 a 6 a Salta, en el Jockey Club, y de esa manera logró el ansiado paso al choque decisivo del campeonato, en el que recibirá a Tucumán (ver aparte).

   Los primeros minutos del partido fueron como una escena de ajedrez, con los dos buscando el lado más beneficioso. En ese marco hubo imprecisiones lógicas que se desprenden cuando hay cosas importantes en juego.

   Los 40’ iniciales fueron muy parejos. Y esa etapa puede dividirse claramente en dos. En los primeros 20’, Rosario mostró superioridad con un buen control de pelota. Y se animó a atacar generando zozobra en la última linea salteña, que se vio obligada a recurrir a penales para contener esos avances. Así, el pie de Pato Fernández fue sumando para el Ñandú, que se mostró sólido en las formaciones fijas, y curiosamente algo impreciso en el traslado de pelota con los backs.

   En los otros 20’, se vio otro encuentro. Las acciones se volvieron más desprolijas, y ahí Salta jugó corto y llegó a complicar. Eso se sumó al flojo desempeño del árbitro Anselmi, que ignoró varias infracciones de la visita. En ese contexto, Salta salió favorecido y descontó con un penal de Núñez.

   En el complemento el panorama de Rosario seguía siendo poco claro. Si bien la defensa continuaba ordenada, fueron evidentes algunas fallas. Incluso el doble tackle que se vio ante Buenos Aires, por ejemplo, anoche estuvo ausente.

   Salta aprovechaba y era el dueño de la pelota. Manejaba muy bien el contra ruck, formación en la que ganó muchos metros. El drop de Orlando, a los 10’, estableció la paridad en el marcador. Pero a su vez, sirvió para despertar a un Rosario aletargado.

   La respuesta local fue inmediata con el try de Rapuzzi, una conquista que resultó ser la bisagra del partido. A partir de ahí, el encuentro ganó en emotividad.

   Si bien Rosario empezó a desprenderse en el marcador, el trámite era disputado. Porque Salta, un equipo duro y combativo, vendía cara su derrota.

   En el final, Rosario fue creciendocon su juego y en sus ganas. Y si bien no tuvo la justeza de otras tardes, le alcanzó para doblegar a los mayuatos. La frutilla del postre fue el try de Fasoletti. Pero el Ñandú hacía rato que se había convertido en finalista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS