Edición Impresa

Rosario envía cada vez menos basura al relleno sanitario de Ricardone

Higiene urbana. Por primera vez en años, los rosarinos cambiaron sus hábitos al arrojar los residuos y ahora separan más en origen, minimizando el impacto ambiental.

Domingo 29 de Septiembre de 2013

Los rosarinos cambiaron sus hábitos al momento de tirar la basura, profundizando la separación en origen. Y por primera vez en años, la ciudad disminuyó la cantidad de toneladas de residuos que envía a diario al relleno sanitario de Ricardone. Así, el mes pasado bajó casi un diez por ciento el peso de lo remitido a disposición final. Este quiebre histórico permite incrementar el reciclaje y minimizar el impacto ambiental. La tendencia se incrementará un 25 por ciento en marzo, cuando esté totalmente operativa la planta de compostaje de Bella Vista, que la presidenta Cristina Fernández habilitará por teleconferencia el próximo 9 de octubre.

"La sociedad rosarina está cada día más comprometida con el cuidado del espacio público, la higiene de la ciudad y la separación en origen", destacó el secretario de Servicios Públicos y Medio Ambiente, Pablo Seghezzo.

El funcionario confirmó a La Capital que en los últimos meses se produjo un quiebre histórico. "La ciudad dejó de incrementar la cantidad de toneladas que se mandan al relleno sanitario de Ricardone. En agosto de 2012 se habían remitido unas 26.500 toneladas mensuales, y en agosto de este año fueron 24.100", precisó.

Esta disminución, cercana al 10 por ciento, fue vinculada por Seghezzo con "los aportes de los vecinos que separan en sus hogares, en especial en los barrios, y al fortalecimiento que hizo la Municipalidad durante 2013 del programa de recuperación de residuos reciclables Separe".

Se trata del programa lanzado en 1994 que utiliza como concepto básico que los residuos que se generan diariamente no sólo son desechos. De acuerdo a esta idea, la basura también contiene recursos materiales y energéticos que se abandonan, muchos de ellos producidos con materias primas agotables.

Según indicó el secretario de Servicios Públicos, Rosario pasó de tener 130 a 350 islas de separación en vía pública, 420 instituciones asociadas como centros de recepción, y sumó 125 mil habitantes asistidos con servicio de recolección puerta a puerta en 11 sectores de la ciudad.

En ese sentido, según una encuesta realizada por el municipio en la zona donde existen islas de separación de residuos, en barrios alejados del centro, el 41,8 por ciento de los sondeados manifestó que separa la basura en su domicilio.

Entre quienes no separan los residuos, el 32,5 por ciento mencionó como principal motivo la falta de tiempo, la incomodidad que le implica, y el 31,7 por ciento justificó que no lo hace por falta de costumbre.

"Todos los residuos, que a través del Separe se convierten en materias primas, no sólo contribuyen con el ambiente, sino además con los emprendimientos sociales de recuperación y reciclaje que hoy en día son una salida laboral muy importante", sostuvo el funcionario, en relación al destino de restos de cartón, papel, latas, telas, botellas de vidrio y plástico.

Desafíos. Para el titular de la Secretaría de Servicios Públicos, el 2014 "debe ser un año que nos permita dar un gran salto en materia de separación en origen. No pensamos hacerlo mediante la aplicación de sanciones, pero claramente para que la ciudad sea sustentable hay que profundizar todas las estrategias que venimos promoviendo".

Al respecto, Seghezzo anunció que para el año próximo está previsto sumar 800 nuevas islas de separación.

En paralelo, se pondrá a pleno el funcionamiento de la nueva planta de compostaje de Bella Vista, lo que permitirá disminuir hasta 4.500 toneladas por mes el envío al relleno (ver aparte).

"Vamos paso por paso, no podíamos pedirle a los rosarinos que mejoren sus hábitos respecto a la higiene urbana si antes no teníamos la infraestructura para necesaria para hacer la contraprestación que debe efectuar el Estado. Cada paso que venimos dando lo hacemos primero mostrando la voluntad del municipio para efectuar cambios culturales. El año próximo con la planta trabajando a full, podemos apostar a generar un fuerte avance", apuntó.

Recolectores con GPS

Los 35 camiones recolectores de residuos de la firma Limpar ya cuentan con GPS. Y en breve toda la información que suministra el rastreo satelital estará disponible en el Centro de Monitoreo Municipal que controla colectivos, taxis y semáforos. Esto permitirá constatar en tiempo real el recorrido que efectúa cada camión. Así, ante una denuncia de vecinos respecto a demoras o ausencia de la recolección la Municipalidad podrá corroborarlo e intimar al concesionario a que reorganice su hoja de ruta para mejorar el servicio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS