Edición Impresa

Rosario "chorreó" humedad y los chicos debieron jugar bajo techo

Aunque Rosario ayer no sufrió lluvias torrenciales como Buenos Aires y el conurbano, siguió igual de mojada que el día anterior: la humedad se mantuvo casi todo el tiempo en el ciento por...

Viernes 12 de Julio de 2013

Aunque Rosario ayer no sufrió lluvias torrenciales como Buenos Aires y el conurbano, siguió igual de mojada que el día anterior: la humedad se mantuvo casi todo el tiempo en el ciento por ciento, con precipitaciones a la madrugada y niebla y lloviznas que durante el resto de la jornada complicaron la circulación y volvieron patinosos pisos y paredes. Ni qué hablar de los niños: en plenas vacaciones de invierno, se impusieron los destinos bajo techo como cines, teatros y espacios infantiles cerrados. En la Isla de los Inventos, por ejemplo, se cortaron 900 entradas y por la primera función del festival de cortometrajes para niños Ojo al Piojo pasaron 250 pibes. Pero a no desesperar: todos los pronósticos auguran que a partir de hoy el viento sur despejará la bruma, bajará la temperatura y por fin se llevará las nubes. A partir de esta tarde y durante todo el fin de semana, dicen, habrá solcito y, con abrigo, por fin se podrá pasear al aire libre.

Aunque la llovizna se registró sólo durante la madrugada y en algunos momentos de la tarde, no hubo un solo momento del día en que ayer no se sintiera que un "spray" mojaba la cara.

La niebla llegó a ser tan densa que hacia las 10 no se alcanzaba una visibilidad ni siquiera de cien metros, lo que incluso obligó a cerrar el aeropuerto de Fisherton y al plantel de Newell's, que regresaba de Brasil tras su derrota por el Atlético Mineiro, a aterrizar en Aeroparque (ver Ovación).

En los barrios de la ciudad las cosas no estuvieron mucho mejor, salvo puertas adentro. El problema allí fue —además de dónde poner a secar la ropa— qué actividad proponerles a los chicos, dispuestos a pasarla lo mejor posible por la oferta de vacaciones de invierno.

Estrenos de títulos infantiles en todos los cines; las salas de La Comedia y El Cairo, respectivamente, con espectáculos y cortos para niños; una programación especial de vacaciones en el Complejo Astronómico Municipal; pelis, títeres y otras actividades en los distritos; los Fabulósicos en la Plataforma Lavardén, y diferentes propuestas en museos y teatros repartieron opciones bajo techo a las que se volcaron chicos y grandes, y que continuarán hoy (ver aparte).

Es que, sencillamente, el tiempo no dejó otra opción. Literalmente, Rosario "chorreó" humedad, cuyo porcentaje se mantuvo e el 100 por ciento durante casi todo el día, hasta que hacia el final de la tarde empezó a soplar, tenue pero prometedor, viento desde el cuadrante sur.

Los pronósticos de los diferentes sitios fueron coincidentes: a partir de esta madrugada la humedad comenzará a bajar, junto a la temperatura, y lo seguirá haciendo progresivamente mañana y en los días siguientes.

De todos modos, el sol promete volver a brillar a partir de esta tarde y las máximas se mantendrán agradables, cercanas a los 17 o 18 grados. El clima que chicos y grandes esperan para poder disfrutar de las vacaciones de invierno no sólo puertas adentro, sino también en los espacios que Rosario ofrece al aire libre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS