Edición Impresa

Rosario Bus advierte que sin auxilio financiero no podrá pagar salarios

El dueño de la empresa, Agustín Bermúdez, dijo que si no hay respuestas del Banco Municipal podría paralizar las 18 líneas de colectivos urbanos que administra.

Miércoles 03 de Diciembre de 2014

El titular de la empresa Rosario Bus, Agustín Bermúdez, (la única firma privada del sistema de transporte), advirtió que si el Banco Municipal no le da un auxilio financiero no podrá hacer frente a los compromisos laborales, como pago de aguinaldo y salarios, y remarcó que podría paralizar sus 18 líneas de colectivos urbanos.

Bermúdez dijo que su empresa es "discriminada" en la distribución de subsidios, remarcó que pierde unos 5 millones de pesos y que para su firma el boleto tendría que costar seis pesos.

El empresario envió ayer una carta al Concejo Municipal, en la que además de remarcar esos conceptos, insistió en la necesidad de devolver la línea 153 a manos del municipio "para disminuir los quebrantos generados por la prestación del servicio".

En diálogo con LaCapital, señaló que la Intendencia y el Palacio Vasallo "son cómplices de darle dinero a las líneas del Estado en contra de la empresa privada" y disparó: "Todos quieren ser candidatos a intendente a costa de la destrucción del sistema de transporte".

La carta que envió Rosario Bus está dirigida al presidente de la comisión de Servicios Públicos, Carlos Comi, y detalla cronológicamente los hechos que llevaron a la única concesionaria privada del transporte urbano local a "una endeble situación económica".

Allí se repasa la modificación en la distribución del Fondo Compensador "en perjuicio de las empresas privadas", la salida de la firma Las Delicias del sistema, los retrasos tarifarios, el incremento de costos y el esquema "distorsivo", y se ofrece una rescisión anticipada del contrato de concesión.

"Creemos que se está llegando al límite", expresa el documento en el que se insiste a las autoridades a que "adecuen el importe de la tarifa o subsidios con los costos" y se remarca en la necesidad de reducir la participación de Rosario Bus en el transporte, con el traspaso de la 153 al Estado.

La empresa también le envió una nota a la secretaria de Servicios Públicos municipal, Clara García, en la que remarcó el "perverso esquema de distribución de subsidios" y advirtió que se ha modificado la política de inversión para suplantar unidades con caja automática y aire acondicionado "por otras básicas con menor costo de mantenimiento".

Si la antigüedad de la flota de Rosario Bus fue en 2009 de 2,4 años hoy es de 4,2 años. Esto llevó a que los pasajeros transportados por esa firma hayan caído desde 2012 a la actualidad, mientras que las empresas estatales La Mixta y Semtur lograron aumentar sus pasajeros.

PUNCTUATION_SPACEEN_SPACEEN_SPACEEM_DASHBermúdez, ¿cómo va a pagar sueldos, vacaciones, aguinaldo y el bono de fin de año?

—Estamos desconcertados. Los bancos no nos dan crédito ni descubierto. La Municipalidad aporta para La Mixta y Semtur en detrimento de nosotros y las entidades financieras lo ven. Intendencia y Concejo son cómplices de darle a estas empresas en perjuicio nuestro. Esto se visualiza en la calle, nuestros coches se rompen continuamente y los de la competencia tienen todo lo necesario y continuamente compran coches cero kilómetro.

PUNCTUATION_SPACEEN_SPACEEN_SPACEEM_DASH¿Por qué cree que lo están invitando a retirarse?

—Por un desconocimiento total. Una forma perversa de pensamiento. Todos quieren ser candidatos a intendente a costa de la destrucción del sistema. Creen que eso les da rédito pero en definitiva quien pierde es la población. Lo dijo (el concejal Osvaldo) Miatello: a La Mixta y Semtur le dan 100 millones de pesos por año (en subsidios) y a nosotros nada. Y esto está aprobado por el Concejo y está por afuera del costo del boleto. A Rosario Bus el costo del pasaje le da 6 pesos.

- ¿Tiene fondos para asumir los compromisos para los próximos meses?

—Hay que tratar de que el Banco Municipal nos de el descubierto y sino no nos quedará más remedio que paralizar esta parte del transporte, pero con la impotencia de que el otro 50 por ciento tiene los recursos apoyado por Ejecutivo y Concejo.

- ¿Cree que vendrá algún inversor en la próxima licitación?

—En los últimos 20 años no vino nadie fuera de Rosario, no creo que venga nadie en estas circunstancias. El trato discriminatorio está a la vista.

- ¿Cuánto pierde Rosario Bus por el desfasaje entre tarifa y costo del boleto?

—Unos 5 a 6 millones de pesos.

- Cada vez que ha aparecido públicamente luego lo acusan de ejercer presión y extorsionar.

—Tienen claro que no es así. Es una forma fácil de sacar el problema de la mesa. Es un facilismo tonto.

Así las cosas, y con posiciones bastante encontradas en el Concejo con respecto a la suba de la tarifa, todo indica que se vienen horas difíciles para el transporte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario