Edición Impresa

Rosarino detenido por el crimen de dos chicos

El principal sospechoso de haber asesinado el viernes a dos chicos en un barrio de Paraná es un rosarino de 41 años que, condenado a prisión perpetua por un homicidio y un robo calificado, tenía el beneficio de salidas transitorias desde septiembre pasado. El doble asesinato sucedió por la mañana cuando dos hermanos de 9 y 19 años vendían huevos en un carro por calle El Guarán, al este de Paraná, cuando un hombre calvo les disparó desde un Peugeot 504 azul metalizado. El matador llamó por su nombre al pibe que llevaba las riendas del carro y abrió fuego con una pistola calibre 9 milímetros. El mayor de los muchachos recibió cinco impactos en tórax y abdomen y el menor, dos balazos en la cabeza.

Domingo 02 de Febrero de 2014

El principal sospechoso de haber asesinado el viernes a dos chicos en un barrio de Paraná es un rosarino de 41 años que, condenado a prisión perpetua por un homicidio y un robo calificado, tenía el beneficio de salidas transitorias desde septiembre pasado. El doble asesinato sucedió por la mañana cuando dos hermanos de 9 y 19 años vendían huevos en un carro por calle El Guarán, al este de Paraná, cuando un hombre calvo les disparó desde un Peugeot 504 azul metalizado. El matador llamó por su nombre al pibe que llevaba las riendas del carro y abrió fuego con una pistola calibre 9 milímetros. El mayor de los muchachos recibió cinco impactos en tórax y abdomen y el menor, dos balazos en la cabeza.

Horas mas tarde, personal de la sección Homicidios de la policía paranaense detuvieron en el barrio Paraná XVI a José Hernán Osvaldo Zárate, rosarino de 41 años. La madrugada de ayer fue apresado otro hombre de 23 años por su aparente participación en el ataque. En la zona de los silos de la aceitera de Bajada Grande de Paraná, fue hallado el auto utilizado en el doble crimen.

Según fuentes de la investigación, en manos del juez de Instrucción de Paraná Mauricio Mayer, Zárate cumple una condena a prisión perpetua por un homicidio y un robo calificado consumado en Rosario. Desde hace 10 años se encuentra bajo la órbita del Servicio Penitenciario entrerriano, al que llegó por un intercambio de internos conflictivos con sus pares de la provincia de Santa Fe. En Entre Ríos estuvo preso Unidad Penal II de Gualeguaychú y su último destino fue la cárcel I de Paraná. Por el cumplimiento parcial de la condena desde el Juzgado de Ejecución Penal de Santa Fe se autorizó, tras varios rechazos, las salidas transitorias laborales y familiares a partir del mes de septiembre de 2013.

La hipótesis sobre la que trabajan los investigadores entrerrianos es que el doble crimen fue cometido por venganza y estaría relacionado a otro crimen ocurrido también en barrio Itatí II. El domingo 30 de junio último en calle Hernandarías y El Guarán, Lucas Romero, de 42 años, fue hallado con un disparo en la nuca e internado en el Hospital San Martín donde falleció al otro día. Fuentes de la pesquisa indicaron que la concubina de Zárate era familiar de Romero y un pariente de los pibes asesinados el viernes estuvo relacionado con el homicidio de junio pasado. Zárate estuvo alojado en la Alcaída de Tribunales paranaense y posteriormente fue trasladado al penal de la capital entrerriana.

La matanza. El viernes a las 9.30, Brian Buchet, de 9 años, y su hermanastro José Barreto, de 19, vendian huevos en un carro tirado por un caballo por las calles del barrio Itatí II. Cuando el carro, conducido por Barreto, circulaba a paso de hombre por calle El Guarán, un hombre pelado que manejaba un Peugeot 504 azul metalizado gritó el nombre del mayor e inmediatamente abrió fuego contra los pibes con una pistola calibre 9 milímetros.

Barreto recibió al menos cinco impactos y su hermanastro dos en la cabeza. Barreto murió en el lugar y Buchet agonizó un par de horas. Una tía de los pibes asesinados comentó al diario UNO de Paraná que Zárate había amenazado a Barreto en los últimos días. "Mi sobrino me contó que en la tarde del jueves lo cruzó el Pelado (Zárate) y le mostró un arma de fuego. Se ve que esta porquería lo asesinó sin sentido, y además cayó un inocente como el nene de 9", gritó ahogada por el llanto.

Tras el doble homicidio, vecinos de calle Hernandarías de Paraná, donde se produjeron los asesinatos, incendiaron dos viviendas pertenecientes a los familiares del detenido. "Se les brindó protección para sacarlos de la zona y descomprimir la situación", señaló el jefe de Operaciones de la Departamental Paraná, Guillermo López. Según informó la policía fueron trasladadas 17 personas que serían de apellido Taborda y Romero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS