Edición Impresa

River se atragantó con cerveza

El millonario ganaba 1 a 0 y se mantenía a dos puntos del líder Newell’s, pero Quilmes se lo empató a dos minutos del final.  

Lunes 29 de Abril de 2013

River Plate estaba cumpliendo el objetivo de mantenerse a dos puntos del líder Newell's, que un rato antes había superado a Racing. Sin muchas luces, el millonario lo ganaba por 1 a 0. Pero a dos minutos del cierre del encuentro apareció Martín Cauteruccio y lo dejó cabizbajo, mientras desataba la euforia de Quilmes, por la obtención de un punto vital en la lucha por seguir en primera.

El conjunto de Núñez se fue con la frustración de dejar escapar dos puntos, a una semana de tener que jugar el superclásico contra Boca.

Por el lado de Quilmes, continúa un puesto por encima de la zona de descenso, por lo que el empate en el Monumental es sumamente valioso. Y aún más por cómo se dio, cuando parecía que se retiraba con las manos vacías.

El protagonismo de ayer lo tuvo casi siempre River, tratando de lastimar por los costados a través de Carlos Sánchez y Leonel Vangioni, además de la velocidad de Juan Manuel Iturbe. Lo tuvo en un cabezazo de Gabriel Mercado que pegó en el travesaño y en un zurdazo de Iturbe que se fue arriba.

La ocasión más propicia de Quilmes fue una gran jugada de Fernando Elizari, que tapó Marcelo Barovero en gran forma.

Luego, la chance de mayor peligro del equipo de Ramón Díaz fue un centro de Carlos Sánchez para el cabezazo de Lanzini, que se fue pegado al palo derecho de Trípodi.

En la primera etapa, River trató de arrinconar a Quilmes, que apostó a la contra y lo complicó con la posición de Elizari, que buscó a espaldas de los volantes locales y manejó el juego de su equipo.

Distinta fue la situación al comienzo del segundo tiempo, debido a que Quilmes controló la pelota y se adelantó en el terreno.

De todos modos, River aprovechó un tiro libre desde la derecha de Lanzini para el excelente anticipo de cabeza de Eder Balanta, que superó a Trípodi y puso el 1-0.

En ventaja, River mejoró su imagen y empezó a llegar con mayor asiduidad. Sin embargo, de a poco se fue conformando con el resultado y dejó que Quilmes comenzara a jugar más cerca de Barovero.

Cuando parecía que no se iba a modificar el marcador, hubo un desborde de Elizari que terminó Cauteruccio, con un disparo alto que se transformó en el empate.

En tiempo de descuento, Funes Mori esquivó a Trípodi pero definió desviado con el arco a disposición. Todo River se lamentó con esa opción desperdiciada.

“Fuimos contundentes”

“Ellos tuvieron más la pelota, pero fuimos más contundentes para definir”, dijo Martín Cauteruccio para explicar el valioso empate de Quilmes. “Estamos convencidos de lo que tenemos que hacer y eso lo trasladamos a la cancha”, finalizó.

Ramón Díaz aseguró que “el resultado fue injusto”

Ramón Díaz tuvo una visión particular sobre la actuación de su equipo. “Fue uno de los mejores partidos de River, por como se presionó y por la actitud. Todo eso a mí me gustó”, declaró el entrenador millonario, antes de manifestar que el resultado no se ajustó a lo sucedido. “El resultado fue muy injusto por todo el esfuerzo que hicimos”, dijo.
Una y otra vez, Díaz elogió a sus futbolistas. “Tengo que felicitarlos porque tuvieron una entrega increíble. Merecíamos un poco más por todo lo que hicimos. A pesar del resultado, me voy muy conforme porque quedan muchos puntos en juego y está todo abierto”, dijo el entrenador sobre la chance de River de dar pelea por el título.
“Si analizamos el partido, fue todo de River, que generó situaciones y presionó. Estamos prendidos ahí y no queremos bajarnos de la lucha del campeonato”, continuó.
Cuando se le preguntó por el superclásico que se viene, el entrenador millonario manifestó con ironía: “El único equipo grande que le está dando protagonismo al campeonato es River”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS