Edición Impresa

River: Ramón, en la tormenta

La eliminación de la Sudamericana dejó una herida abierta en River. Parece que el golpe instaló secuelas que llegaron a contaminar la figura emblemática de Ramón Díaz como conductor de...

Viernes 08 de Noviembre de 2013

La eliminación de la Sudamericana dejó una herida abierta en River. Parece que el golpe instaló secuelas que llegaron a contaminar la figura emblemática de Ramón Díaz como conductor de un equipo que siempre contagió dudas y no cumplió ninguno de sus objetivos en este semestre. Por eso, algunos hombres cercanos a la política millonaria ya empiezan a poner sobre un tablero de revisión el crédito del entrenador. Más teniendo en cuenta que el nuevo contrato que el DT firmó por dos años, bajo la aprobación del presidente Daniel Passarella, puede rescindirse a partir de junio de 2014, sin tener que pagarle indemnización al ahora cuestionado técnico.

El contrato de Ramón con River, que el miércoles quedó fuera de la Copa al perder 3-1 con Lanús en el Monumental, tiene una cláusula especial. La misma indica que las autoridades que estén a cargo del club después de las elecciones de diciembre, a las que Passarella no se presentará, tendrán la potestad de rescindir el contrato de manera unilateral a partir del 30 de junio del año próximo, sin tener que pagarle al riojano el año y medio que restaría.

Si el nuevo gobierno millonario, que asumirá el 16 de diciembre, decide no contar con Díaz y despedirlo en enero o antes del 30 de junio, ahí sí deberá abonarle los dos años de contrato.

La renovación del contrato de Díaz que promovió Passarella previo a las elecciones del 15 de diciembre generó mucho malestar en el arco político de River, que no se opuso a la continuidad del riojano pero sí criticó el apuro del Kaiser, quien en ese momento aún tenía esperanzas de presentarse al acto eleccionario.

Por otro lado, el vínculo del técnico hasta diciembre de 2016 aún no pasó por la comisión directiva ni fue aprobado por la misma, aunque quedan dos reuniones clave antes de las elecciones.

Con el anuncio del actual presidente de no buscar la reelección y con el evidente fracaso deportivo en las dos competencias de Ramón, el panorama para el entrenador es muy diferente y la aprobación del contrato en directiva no será un trámite fácil.

De esta manera, el semestre deportivo de la gestión de Ramón se termina con un pobre torneo Inicial, con una derrota ante Boca en el Monumental incluida, y con la eliminación de la Sudamericana de local ante Lanús, por lo que las condiciones futuras de su contrato podrían ser revisadas.

Si bien aún no se oficializaron los montos del contrato para los dos años, los trascendidos dan cuentas de cifras que superan las reales posibilidades financieras-económicas del club, y ese punto también va a generar complicaciones al momento de la aprobación final. Ramón quedó en el ojo de la tormenta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS