Edición Impresa

River: No fue ningún santo

River consiguió una alegría entre tantas penas. Y golpeó a San Lorenzo, que viene castigado en los últimos días después de la goleada que le propinó el equipo de Caruso Lombardi en...

Viernes 23 de Agosto de 2013

River consiguió una alegría entre tantas penas. Y golpeó a San Lorenzo, que viene castigado en los últimos días después de la goleada que le propinó el equipo de Caruso Lombardi en el torneo Inicial. Por eso, el DT millonario Ramón Díaz mostró su amplia sonrisa después de que sus dirigidos consiguieran el 1-0, y de visitante, en el partido de ida de la 2ª fase de la Sudamericana. Así, el equipo de Núñez volvió al triunfo ante el Santo en el Nuevo Gasómetro tras 9 años, desde aquel 2-1 en el Clausura 2004.

La revancha de esta serie se jugará el 5 de septiembre en el Monumental y el ganador se medirá en la siguiente ronda ante el clasificado entre Liga de Loja de Ecuador y Nacional de Paraguay (ayer 0-0 en la ida).

Luego de un primer cuarto de hora con más insinuaciones del local y con un River replegado contra su campo, pero sin emociones en las áreas, River golpeó tras una seguidilla de errores del local.

Fabbro se hizo cargo de un tiro libre, Cristian Alvarez cometió un error al dar un rebote largo luego del pique delante de su cuerpo, y Maidana definió con un remate bajo y al medio del arco para convulsionar el clima de los hinchas locales, los únicos que estuvieron en la cancha.

Los minutos siguientes fueron puro nervio para San Lorenzo. Su gente insultaba a Pizzi y a Alvarez, y pedía por un triunfo con cantos intimidatorios.

San Lorenzo, más allá de un gol bien anulado por mano de Correa luego de una mala salida de Chichizola, fue un equipo sin ideas.

Dentro de un cotejo pobre, River fue más, consciente del poderío del que dispone y de lo que puede desplegar por ahora.

Para San Lorenzo otra caída como local (3-0 con Argentinos, la anterior), se sumó al desencanto de su gente tras el armado de un plantel numeroso para pelear en tres frentes y reproches sin razón para el árbitro Vigliano, quien no fue determinante en el resultado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS