Edición Impresa

River, a mitad de camino

Le ganaba a Arsenal y no lo definió. Los de Sarandí lograron empatar, pero no llegaron a la cima.

Lunes 16 de Septiembre de 2013

River empezó bien, ganando. Pero se quedó, entró en el juego de Arsenal, y no pudo sostener la diferencia. Por eso debió conformarse con llevarse un punto de Sarandí, con el que sólo subió un peldaño en la escalera del torneo y no pudo trepar a las posiciones de protagonismo. Mientras que los dueños de casa si bien no lograron el triunfo que los dejara como únicos líderes, la unidad los ubicó como escoltas de Newell's, en la misma posición que San Lorenzo y Argentinos.

En el comienzo River tomó el protagonismo con el manejo en el medio de Cristian Ledesma y Ariel Rojas, la conducción de Manuel Lanzini y las subidas de Carlos Carbonero por derecha. Y en ofensiva apareció mejor Federico Andrada y luego se acopló el colombiano Teófilo Gutiérrez, quien pese a sus intermitencias realizó varias jugadas interesantes por izquierda.

Arsenal intentó con remates desde fuera del área y ese fue su único recurso, debido a que falló en las pelotas paradas, una de sus virtudes como equipo.

Aunque metió presión y marca, el local no pudo controlar a su rival y robarle la posesión de la pelota en el mediocampo. Pero en algún momento emparejó el partido y River lo paró con juego brusco, por lo que sus jugadores vieron demasiadas tarjetas amarillas.

El equipo millonario se puso enseguida en ventaja, tras un excelente desborde y centro atrás de Carbonero para una precisa definición de Mercado.

Arsenal tuvo que salir a empatar, peor no contó con ninguna chance clara y River lo pudo haber liquidado con un buena jugada de Teo por izquierda, que terminó con un remate de Lanzini que reventó el palo derecho de un vencido Campestrini.

Todo lo bueno del primer tiempo se empezó a perder en el segundo, porque el millonario dejó venir al local, que lo empató cuando Furch, en posición adelantada, capturó un rebote y con fuerte zurdazo derrotó a Marcelo Barovero.

Es que fue muy distinto lo de Arsenal en esta etapa, porque tuvo otro ímpetu y los cambios que introdujo el entrenador Gustavo Alfaro le dieron otra dinámica al ataque.

Así, el encuentro se hizo más deslucido, más brusco y se jugó más al estilo que quiere el local (único invicto del torneo). En ese contexto, River perdió la pelota y la profundidad, y su juego se desordenó por la presión del conjunto de Sarandí. Y esto se tradujo en que no se modificara el resultado y repartieran puntos que los dejaron a mitad de camino.

Ramón eligió no hacer “declaraciones en caliente”

El cuerpo técnico que encabeza Ramón Díaz y la mayoría de sus jugadores prefirieron el silencio para no efectuar “declaraciones en caliente”. Al menos es lo que contaron fuentes cercanas a la institución millonaria, pese a que se argumentó “cuestiones horarias”. Sin embargo, el defensor Gabriel Mercado (autor del gol) alcanzó a decir que “el empate no sirve porque necesitábamos ganar. No pudimos aprovechar el traspié de los de arriba. No alcanzó para la victoria. Nos quedamos en el segundo tiempo. No pudimos tener la pelota. Ahora, a pensar en el jueves (Copa Sudamericana)”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario