Edición Impresa

River empató en Mendoza y espera a los goleadores

El 0-0 con Godoy Cruz mostró que la falta de definición hace necesario que habiliten a Teo y Mora.

Lunes 19 de Agosto de 2013

El andar de River en el torneo Inicial sigue a medias. El equipo de Ramón Díaz no alcanza a despegar. Porque después de lo que fue la ajustada victoria contra Central, ayer el millonario volvió a tener otro flojo partido e igualó sin goles en su visita a Godoy Cruz. En lo que va del campeonato sólo marcó un gol (contra los canallas) y tal vez por eso el técnico riojano haya dicho que su equipo está dando ventajas al no tener habilitados ni al uruguayo Rodrigo Mora ni al colombiano Teófilo Gutiérrez. Lo cierto es que todavía está lejos de demostrar que está para la pelea grande.

Lejos de despegar, River entrega cada vez más dudas. Es cierto que contó con algunas chances para poder convertir, pero Barovero también fue exigido unas cuantas veces. De allí que el empate haya sido lo más justo de acuerdo a lo que se vio en el campo de juego.

En el primer tiempo fue Godoy Cruz el que salió a presionar. El Tomba apostó todo su juego en el sector izquierdo de River, ya que Vangioni dio algunas ventajas en la marca, y fue Castellani el que casi abre el marcador, pero cerca de Barovero mandó el balón por encima del travesaño.

La movilidad de Castillón se hizo notar cuando desde la izquierda sacó un violento remate que Barovero contuvo en gran forma, pero la respuesta no tardó en llegar, cuando el colombiano Carbonero desde la derecha envió un centro y Simeone fusiló a Carranza, quien evitó el gol.

El circuito de juego de River estuvo desconectado, porque las imprecisiones y la presión del local mermaron las ideas millonarias y en ese contexto Barovero tuvo buenas intervenciones, como la del mano a mano con Lértora, sobre los 33’.

River, no obstante, dejó una mejor imagen sobre el final de la primera mitad. Lanzini lo tuvo a los 39’ y Carbonero a los 44’. Y no mucho más.

En el complemento Fabbro tuvo el protagonismo que se le reclamó en el inicio y favoreció al juego ofensivo visitante, aunque Simeone fue mal asistido.

Pero la fricción y la carencia de ideas fueron más fuertes que la claridad y convicción para ir en busca del arco rival.
Ponzio no sintió el puesto de marcador lateral y por momentos River defendió con tres, pero no por eso ganó en claridad de tres cuartos de cancha hacia adelante.

Las ocasiones fueron escasas, tanto en un arco como en el otro, y por eso el juego se hizo tedioso y sin sorpresas. Por eso River debió conformarse con un empate, más allá de que lo hecho durante los 90’ no lo hicieron merecedor de un premio más generoso del que se llevó de Mendoza.

El martes, el día D

“El martes cerraremos todas las especulaciones y Teo quedará habilitado”, señaló el vice Diego Turnes al referirse a la situación del colombiano, quien finalmente podrá disputar el torneo Inicial y la Sudamericana.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS