Edición Impresa

Riobamba al 4300: Testimonios vitales para la investigación de una fatal entradera

Familiares de Leonardo Perrone, asesinado días atrás al resistir una entradera en Riobamba al 4300, serán entrevistados esta semana como testigos en un trámite doloroso pero vital en el marco de la investigación...

Martes 16 de Septiembre de 2014

Familiares de Leonardo Perrone, asesinado días atrás al resistir una entradera en Riobamba al 4300, serán entrevistados esta semana como testigos en un trámite doloroso pero vital en el marco de la investigación que busca cerrar detalles de la secuencia del suceso. En la causa ya hay un detenido sospechado de participar, otro resultó muerto en un enfrentamiento con la policía en Pérez mientras permanece prófugo otro implicado.

Fuentes judiciales señalaron que en los próximos días —no se confirmó cuándo— brindarán sus testimonios quienes estaban adentro de la casa de Riobamba 4354 el pasado 26 de agosto a las 6 de la mañana cuando se desató la mortal entradera. Ese día Leonardo Perrone, de 38 años, ayudaba a su cuñado a arrancar el auto cuando tres hombres armados quisieron asaltarlos.

Las víctimas se refugiaron en la casa pero uno de los maleantes logró ingresar con ellos. Mientras adentro se originaba un forcejeo los dos ladrones que quedaron en la vereda rompieron una ventana y desde allí dispararon hacia el interior al menos ocho balazos con la intención de ayudar a escapar a su cómplice.

Perrone murió en el lugar frente a una de sus hijas de 18 años. Su padrastro, de 62 años, resultó gravemente herido aunque pudo recuperarse y, según los últimos partes médicos, su vida no corre peligro. En tanto el cuñado de Leonardo también fue herido en las piernas, pero su estado no reviste gravedad.

 

Relevante. Aunque el esclarecimiento del hecho pareciera estar encaminado sobre los autores —uno de los sospechosos fue abatido por la policía en Pérez y otro se entregó cuando era buscado— para el fiscal de Homicidios Florentino Malaponte es de relevancia la declaración de testigos directos.

En ese marco, los familiares de la víctima que presenciaron el crimen serán convocados esta semana por el fiscal, que los entrevistará con el objeto de reconstruir el dramático momento. Según voceros judiciales, Malaponte intentará confirmar datos precisos: cantidad de delincuentes, su fisonomía y la mecánica de la agresión. Es que algún momento se especuló que eran dos, pero testigos directos dijeron haber visto a tres personas.

Además está pendiente una medida que podría arrojar claridad al expediente: el reconocimiento fotográfico del sospechoso fallecido en Pérez, Walter Asencio, repaso que sólo podría realizarse con la colaboración de testigos presenciales del homicidio.

Cabe recordar que a las 48 horas de que Asencio fuera abatido en un tiroteo con la policía (el 27 de agosto), Jonathan A., de 20 años, otro de los sospechosos de participar en la frustrada entradera, se presentó en Tribunales.

En tanto, Sebastián Asencio, herido por el personal policial en el incidente en el que murió su primo Walter, fue imputado de resistencia a la autoridad y portación de arma de guerra. Según fuentes de la investigación, aún permanece prófugo el tercer sospechoso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario