Edición Impresa

Revolución Maradona

Miércoles 01 de Abril de 2009

Era de esperarse. La presencia de Diego Maradona en Santa Cruz de la Sierra modificó todo en el aeropuerto de la ciudad y en el hotel Yotaú, donde hasta la llegada del seleccionado nacional reinó la calma pero luego todo fue un caos.

Cuando Argentina se hospedó en el mismo lugar de alojamiento hace cuatro años, con José Pekerman como entrenador, sólo hubo unas 50 personas.

Cuatro años después, con Maradona como conductor, una hora antes de que llegue el plantel profesional en la puerta del Yotaú ya había 150 personas, tres camionetas de la policía, varios patrulleros y hasta un camión de bomberos.

Todo eso lo genera el mejor futbolista de todos los tiempos, quien por donde va genera tumultos porque la gente intenta hacer cualquier cosa, ya sea para tocarlo o para sacarle una foto.

La seguridad del hotel fue tan estricta que poco después de las 18 se cerró toda la zona del jardín y la pileta, aunque por allí no circulará ningún integrante del seleccionado argentino.

Todo eso generó mucho malestar entre los huéspedes del hotel, que a las escondidas tuvieron que tirarse a la pileta como señal de protesta por lo que estaba sucediendo.

 

 

<<Hacia La Paz

 

Los integrantes del seleccionado viajarán a La Paz hoy al mediodía, porque la idea es llegar al estadio Hernando Siles dos horas antes del choque ante Bolivia, por la duodécima fecha.

El regreso a Buenos Aires será una vez finalizado el partido, en vuelo charter y sin escalas, y en Ezeiza los jugadores quedarán liberados. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario