Edición Impresa

Resurgen las tensiones entre Perú y Chile por el fallo de La Haya

El ex presidente chileno Eduardo Frei criticó a Lima, que ya envió naves a patrullar la zona asignada por la Corte. Tras una buena recepción del dictamen, ambos países elevaron su nacionalismo.    

Jueves 30 de Enero de 2014

Imprevistamente, resurgieron las tensiones entre Perú y Chile. Luego de un primer momento en que pareció que ambos países aceptaban sin problemas el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, entre el martes y ayer ambas naciones escalaron el tono nacionalista. El ex presidente de Chile Eduardo Frei declaró que su país debe exigir a Perú que deje establecido que no hará más reclamos territoriales. A la vez, el gobierno de Lima anticipó que no formará una comisión conjunta para aplicar el reciente fallo limítrofe de La Haya y lo ejecutará unilateralmente. Lima comenzó a cumplir esa medida: el presidente peruano Ollanta Humala envió una nave militar a patrullar la zona de mar concedida por el fallo. Previamente se había hablado de crear una comisión binacional para poner en práctica la decisión de La Haya. A todo esto se suma el reclamo por ambos países de un pequeño triángulo de tierra, al parecer no bien definido por el fallo internacional.

Frei advirtió: "No han pasado dos días del fallo y ya estamos viendo nuevas situaciones. ¿Hasta cuándo? No podemos seguir aceptándolo. Yo creo que Chile en esto tiene que ponerse tremendamente firme". El ex presidente y actual senador remarcó que la sentencia de La Haya "dice claramente que el paralelo parte en el hito 1, que fue establecido en los años 68 y 69, durante el gobierno del presidente Frei Montalva (su padre). Eso está claro, entonces ¿cómo van a decir que el territorio que está bajo ese paralelo va a ser territorio peruano? Es un absurdo". Se refería a que diversos dirigentes peruanos plantean que un triángulo de tierra quedaría para Perú, pese a que el fallo no menciona esa decisión. El hito 1 es el punto desde el que parte la línea imaginaria del límite establecido por el fallo. Frei se refería también al titular del Consejo de Ministros de Perú, César Villanueva, quien dijo que desde su país no crearán ninguna comisión conjunta con Chile para implementar el fallo de La Haya.

El diputado del Partido Por la Democracia y miembro de la comisión de Relaciones Exteriores, Jorge Tarud, consideró una "verdadera provocación" las declaraciones de Villanueva. "Ollanta Humala al parecer ha cambiado de postura ya que anteriormente a la lectura del fallo había señalado que éste iba a ser implementado en forma gradual y en acuerdo con Chile. Sin embargo, el premier dijo que el fallo ya lo están implementando y que no se establecerá una comisión binacional para la ejecución". De acuerdo con Tarud, esta actitud constituye "un acto provocativo y absolutamente innecesario", ya que Chile ya manifestó que el fallo se va a acatar.

Por su parte, el presidente del Senado, Jorge Pizarro, dijo que "si las autoridades de Perú no están dispuestas a realizar las modificaciones necesarias para aplicar el fallo del CIJ, ni a ponerse de acuerdo con sus pares de Chile, no será posible implementar el veredicto del tribunal". Pizarro recalcó además que es importante que "los peruanos vayan entendiendo que la realidad, la seriedad y la lógica de la implementación del fallo implica que las dos partes se pongan de acuerdo y si no ocurre, no va a haber implementación; para nosotros es esencial que ese acuerdo completo establezca clara y precisamente que no hay ningún tema pendiente con Perú. Para cumplir el fallo tiene que haber un acuerdo entre las partes de cómo cumplirlo, y tiene que haber una gradualidad en el tiempo para implementar ese fallo".

De acuerdo al alegato ante La Haya que expuso Perú, la frontera terrestre comenzaría en el denominado punto 266 y, por lo tanto, existiría un "triángulo terrestre" que le corresponde. Pero sobre este tema, la CIJ falló el lunes a favor de Chile y estableció que la frontera marítima entre ambos países comienza en el hito 1 y no en el punto 266. A partir del hito 1 se traza una línea paralela que se extiende mar adentro hasta la milla 80. Ahí la línea demarcatoria desciende en diagonal como pedía Perú, creando un triángulo de mar de unos 21.000 km2 de soberanía peruana.

Precisamente allí envió ayer dos naves de guerra Perú. En un gesto estudiado para la opinión pública, el presidente Humala dio orden por radio al comandante de la pequeña nave "San Martín" para que iniciara la navegación por la zona. La San Martín es una patrullera, y se halla en la zona junto a un buque de investigación, el Melo. Si bien estas actitudes están pensadas para "consumo interno", crean irritación en Chile.

Prensa nacionalista.El diario La República, de Lima, fogoneaba ayer el ánimo nacionalista: "Perú cierra filas: triángulo terrestre no está en discusión, es nuestro", tibulaba el diario con una ilustración del pequeño sector terrestre, de apenas 37.610 metros cuadrados (esto es, menos de cuatro manzanas). El diario agregaba que "ante el inicio de una nueva controversia por el triángulo terrestre que se ubica debajo del hito 1, el equipo jurídico de Perú ante la Corte Internacional de Justicia y otros actores políticos coincidieron en que este espacio nunca estuvo en discusión" y "es nuestro". Para Chile, el tribunal ratificó que este espacio le pertenece, dado que reconoció, como quería Chile, al paralelo del hito 1 como punto de partida de la frontera.

Desde Cuba el presidente Humala envió a última hora una señal de distensión: "Qué mejor ocasión que ésta, una cumbre de jefes de Estado y de gobierno de países hermanos, para anunciar al mundo que con este fallo el Perú ha cerrado para siempre el capítulo de la delimitación de sus fronteras", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS