Edición Impresa

Resistió a trompadas un atraco en su casa

Marcelo Arrieta tiene 37 años y trabaja en un frigorífico de Villa Gobernador Gálvez. La madrugada de ayer, un joven irrumpió en su casa de esa ciudad con la intención de apoderarse de una moto que estaba...

Martes 07 de Abril de 2015

Marcelo Arrieta tiene 37 años y trabaja en un frigorífico de Villa Gobernador Gálvez. La madrugada de ayer, un joven irrumpió en su casa de esa ciudad con la intención de apoderarse de una moto que estaba en el pasillo que conecta con su vivienda. Pero Marcelo decidió resistir el atraco y se trabó en lucha con el intruso. Según contó la víctima, el ladrón abrió fuego pero los proyectiles no salieron. El asaltante huyó corriendo sin llevarse nada.

A la 1.20 de ayer un estruendo en la puerta de una casa de San Diego al 100 de Villa Gobernador Gálvez sobresaltó a Arrieta, su esposa y sus dos hijos. Entonces apareció un muchacho veinteañero con la intención de robar la moto de la familia, una Honda Wave 110.

Piñas. “Escuchamos que abrían la puerta del pasillo. El tipo se metió y justo se cerró la puerta por el viento. Salí corriendo y abrí la puerta. Pensé que se iba a ir, pero me apuntó con un revólver. Entonces se metió en el pasillo. Quise cerrar la puerta, pero él me puso el pie y no pude. Me dijo «abrí porque te mato, dame todo». Como mi señora y los dos chicos estaban adentro comencé a pegarle. Le agarré la cabeza para que no me apunte. Lo llevé hasta el paredón del patio. En ese momento se dio vuelta y me puso de espalda contra la pared. Me caí y en ese momento me disparó dos veces pero los tiros no salieron”, contó Arrieta.

El trabajador logró incorporarse y siguió propinándole puñetes al intruso. El ladrón escapó por el pasillo e intentó abrir la puerta, pero no pudo. Entonces quiso abrir fuego nuevamente. “Gatilló tres veces, pero las balas tampoco salieron. Entonces agarré un ladrillo de una maceta y se lo tiré a la cabeza. El se agachó y el ladrillazo pegó en la puerta”, contó Arrieta.

El asaltante decidió marcharse. “Como estaba perdido salió corriendo. Lo seguí unos metros y me volví a mi casa. Se llevó por delante un árbol y cayó. Se levantó y siguió corriendo por General López”.

Patrulleros. Arrieta llamó al 911 y poco después acudieron tres patrulleros. “Vinieron a los 10 minutos. Un policía me dijo que el tipo se había escondido en una casa y se tiroteó (con los uniformados) y lo hirieron. También me dijeron que lo internaron en el Hospital Provincial.

Por la pelea Arrieta se quebró un dedo del pie y ayer no pudo ir a trabajar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario