Edición Impresa

Renzi juró al frente de su gobierno como primer ministro

Se convirtió en jefe de gobierno de Italia tras haber cumplido con las tradicionales ceremonias de prestar juramento y sonar la campana de apertura del primer consejo de ministros.

Domingo 23 de Febrero de 2014

El líder de centroizquierda Matteo Renzi juró como nuevo primer ministro de Italia. Renzi, el jefe de gobierno más joven de la historia de Italia, asumió con un gabinete de 16 ministros en el que hay 8 mujeres, algo que también por primera vez ocurre en la historia del país.

   A los 39 años, Renzi se convirtió en jefe de gobierno de Italia tras haber cumplido con las tradicionales ceremonias de prestar juramento y sonar la campana de apertura del primer consejo de ministros. Esta le fue entregada por el premier saliente, Enrico Letta, quien exhibió un rostro pétreo. “La tarea es difícil, pero estamos en Italia, lo lograremos. Nuestro compromiso es el de seguir siendo nosotros mismos, libres y sencillos”, escribió en un tuit Renzi poco antes de jurar ante la Constitución italiana. Renzi forzó a Letta a renunciar mediante una maniobra en el Partido Democrático (PD), al que ambos pertenecen. El primer encuentro público entre los dos fue más que frío, en un mensaje claro del malestar que ha generado en sectores del PD el “asalto al poder” del ambicioso joven Renzi, alcalde de Florencia hasta hace pocas horas.

   El primer gabinete “paritario” de la historia de Italia, formado por ocho hombres y ocho mujeres, con el promedio de edad más bajo en medio siglo (47,8 años) y que prometió despertar “las esperanzas” de un país sumido en un grave crisis económica y social, no convence a influyentes medios, Renzi tampoco cuenta con buena imagen en los sondeos. “Es el gobierno de un solo hombre. Muchos nombres nuevos, jóvenes, desconocidos, mujeres. Un Ejecutivo para un líder”, escribió Ezio Mauro, director del diario de centroizquierda La Repubblica.

   Como el mismo Renzi reconociera la víspera tras aceptar el cargo, se juega no sólo su carrera política sino también “la cabeza”, como dijo, al haber decidido cargar sobre sus hombros con todo el peso de su gobierno. “Es el retrato de la avidez del nuevo primer ministro”, comentó por su parte en un editorial el conservador Il Corriere della Sera.

   Como Letta, Renzi necesita para gobernar a los 30 senadores del Nuevo Centroderecha (NCD) de Angelino Alfano, partido que surgió de la ruptura de la agrupación de Silvio Berlusconi. Este punto genera dudas sobre su capacidad para adoptar las importantes reformas que prometió: electoral, laboral, administrativa y fiscal. Alfano, ex delfín de Berlusconi, perdió la vicepresidencia del gobierno que ostentaba con Letta pero fue confirmado como ministro del Interior.

Pocos técnicos. “Sólo tres técnicos”, subraya por otra parte el diario de Turín La Stampa, que teme improvisación y errores por la falta de experiencia de sus ministros. La mayor concesión hecha por Renzi ha sido la de designar a un “tecnócrata”, Pier Carlo Padoan, al frente de Economía, en una señal a los mercados y a la exigente Unión Europea.“Renzi está como un acróbata, en la cuerda floja. Después de él nos quedan solo payasos populistas”, advirtió La Repubblica. Desde la oposición el magnate de las comunicaciones Silvio Berlusconi anuncia a sus simpatizantes que se preparen a elecciones anticipadas, mientras el líder del populista Movimiento 5 Estrellas, el cómico Beppe Grillo, lanza sus anatemas contra la clase política, que vive “los últimos días de Pompeya” antes de su desaparición. El primer ministro someterá mañana su Ejecutivo a una moción de confianza en el Senado y el martes, en la Cámara de los Diputados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario