Edición Impresa

Renunció el responsable informático del escrutinio provisorio en Santa Fe

Recuento polémico. Es Javier Echaniz, secretario de Tecnologías para la Gestión. Había sido muy criticado por la oposición y por Lifschitz.

Martes 28 de Abril de 2015

El escándalo por el polémico escrutinio provisorio de las Paso santafesinas tuvo su primera baja en la Casa Gris. Luego de una "tensa" reunión de gabinete, el gobernador Antonio Bonfatti aceptó la tarde de ayer la "renuncia indeclinable" del secretario de Tecnologías para la Gestión, Javier Echaniz, el funcionario técnico al que el candidato a gobernador del Frente Progresista Miguel Lifschitz había tildado de "imbécil" y "estúpido" como responsable de haber mencionado en la página web oficial el total de las mesas cargadas como "informadas" generando la confusión que dio lugar a las denuncias por irregularidades, en el caso del justicialismo y directamente de fraude por parte del PRO.

El dimitente funcionario del ministerio de Gobierno y Reforma del Estado también fue sindicado de haber operado sin autorización de la Justicia y a pocas horas del doble crimen, la computadora del presunto narcotraficante Luis Medina, acribillado junto a su novia a fines de 2013 en la Circunvalación Sur de Rosario.

Echaniz, quien se desempeñaba bajo la órbita del ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, estuvo a cargo del área de informática que hizo la carga en la web del conteo de votos de las elecciones Paso del pasado domingo 19 de abril, trámite que generó las sospechas denunciadas por la oposición.

Cuestionamientos. Los fuertes cuestionamientos que recibió Echaniz no sólo partieron del arco opositor sino hasta del propio candidato a gobernador del oficialista Frente Progresista Cívico y Social Miguel Lifschitz, quien apuntó, aunque sin nombrarlo, "a un funcionario estúpido que dio la información de la noche del escrutinio".

"El proceso fue limpio y transparente, el único defecto que tuvo es que hubo un estúpido, porque no se le puede poner otra carátula, algún funcionario técnico que da la información en la noche del escrutinio", había estallado el ex intendente de Rosario y candidato a suceder a Antonio Bonfatti en la Casa Gris.

El escrutinio provisorio quedó en la picota, y amplificó la nacionalización del impacto de la elección santafesina, en razón de que en la página oficial del escrutinio provisorio figuró que se habían "informado" el ciento por ciento de las mesas, cuando había más de 800 urnas que no se habían contabilizado y fueron cargadas como "informadas" pero sin aclarar que aún restaban escrutar más de 200 mil votos.

La renuncia de Echaniz circuló en los corrillos políticos durante todo el fin de semana e incluso había sido anticipada a un medio radial capitalino por el triunfante candidato a senador del Frente Progresista y periodista televisivo Emilio Jatón, aunque hasta el mediodía de ayer era enfáticamente desmentida por funcionarios de primera línea del gobierno provincial. "No habrá renuncias hasta que concluya el recuento definitivo", deslizaban en cercanías del principal despacho gubernamental.

Sin embargo en horas de la tarde, y luego de que el gabinete provincial se reuniera en Santa Fe, un escueto comunicado de la Casa Gris oficializó el alejamiento del funcionario. "El gobernador Antonio Bonfatti aceptó hoy lunes la renuncia «indeclinable» presentada por Javier Echaniz, quien se venía desempeñando como Secretario de Tecnologías para la Gestión". Eso fue todo ante el silencio de radio de los principales actores.

Anoche algunos parlamentarios de la oposición santafesina tiraron alguna pista más para terminar de cerrar el cuadro de situación de otra jornada de alta tensión política poseleccionaria. Echaniz iba a ser citado a brindar explicaciones a la Cámara de Diputados de la provincia esta misma semana. Lo que bien pudo constituir otra buena razón para que se precipitara el alejamiento del funcionario de su puesto, cuando conspicuas fuentes oficiales negaron que se produjeran renuncias en forma inminente como finalmente sucedió al promediar la tarde.

El alejamiento de Echaniz descomprime una situación que se había tornado explosiva para el gobierno santafesino, y también para Lifschitz, el candidato oficialista que había apuntado su responsabilidad en las "desprolijidades" que envolvió al escrutinio provisorio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario