Edición Impresa

Reforzarán controles y asistencia sanitaria en fiestas electrónicas

Lo acordaron ayer los empresarios de la noche rosarina y tres secretarías municipales. Mañana habrá 4.500 jóvenes en Metropolitano y un amplio operativo.

Jueves 28 de Abril de 2016

El municipio y los empresarios de la noche acordaron ayer reforzar los controles y la asistencia sanitaria en las 13 fiestas programadas en Rosario para los próximos dos meses. Mañana se realizará el primer evento, con entradas agotadas para 4.500 asistentes en Metropolitano. Allí habrá mayor fiscalización municipal de factor ocupacional, asistencia de menores, salidas de emergencia y horario de cierre. La policía pondrá tres cacheos para que no se ingresen drogas al lugar. Y habrá agua potable y servicio de emergencia médica disponible.

Así se acordó ayer en un encuentro entre funcionarios de tres secretarías (Salud, Desarrollo Social y la de Control y Convivencia) con referentes empresarios de la nocturnidad en Rosario.

"En realidad hace tiempo que venimos trabajando en una agenda común con los empresarios del sector. Obviamente que la tragedia de Costa Salguero (en la fiesta electrónica donde fallecieron cinco jóvenes por consumo de drogas sintéticas) generó más interés público por el tema y potenció nuestra preocupación por garantizar la seguridad de los eventos", aclaró el secretario de Control, Gustavo Zignago.

El funcionario precisó que en el cónclave se acordó "reforzar la fiscalización estatal en el entorno de los lugares donde se desarrollen eventos de este tipo. También obtuvimos un compromiso de los empresarios de sumar recursos para garantizar la seguridad y la salud de los asistentes".

Mañana se realizará la primera de las 13 fiestas electrónicas programadas en Rosario para los próximos dos meses. Desde las 21 se presentará en el salón Metropolitano DJ Solomun, con 4.500 entradas agotadas.

La Intendencia dispuso para el evento seis inspectores fijos que controlarán el factor ocupacional para que no ingrese más gente de la habilitada, el expendio de agua potable suficiente y permanente, salidas de emergencia, eventual presencia de menores y cumplimiento del horario.

Los empresarios se comprometieron a ofrecer dispensers de agua, atención ambulatoria y puestos sanitarios.

Desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe confirmaron que controlarán la posible comercialización de estupefacientes mediante tareas preventivas con tres cacheos distintos. Además habrá agentes policiales en toda la zona.

Zignago remarcó que la decisión del Ejecutivo no es prohibir este tipo de eventos, más allá del fatal desenlace que tuvo la fiesta en Capital Federal. Según el secretario de Control, impedir estas fiestas "podría hacer creer que erradica el problema y lo único que hace es invisibilizarlo".

Para el funcionario "la mejor solución para estos problemas es ponerlos en escena, gestionarlos, acompañarlos, siendo claros, con un mensaje contundente de cuáles son las consecuencias de adoptar determinadas conductas".

"No vamos a renunciar a controlar, pero no hay que estigmatizar ni a sectores sociales ni a grupos etarios", remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario