Edición Impresa

Reconocimiento legislativo a víctimas de la dictadura

Dunda y Campagnolo habían sido electos en 1973 y el mismo día del golpe, el 24 de marzo de 1976, fueron secuestrados por la dictadura, que los torturó.

Domingo 24 de Agosto de 2014

El Tribunal Oral de Santa Fe habilitará este martes el juicio para determinar responsabilidades en la causa por los secuestros y torturas a las que fueran sometidos, durante la pasada dictadura, el ex presidente de la Cámara de Diputados de la provincia Rubén Héctor Dunda y el ex intendente de Santa Fe Noé Adán Campagnolo.

   El jueves pasado, a instancias de los diputados Luis Rubeo y Leandro Busatto, la Cámara de Diputados realizó una sesión especial en la que rindió homenaje a ambos. Dunda estuvo presente y leyó un discurso al término del cual fue ovacionado de pie por todos los legisladores y las barras. “Dijimos entonces que no, no arriamos las banderas”, advirtió.

   Dunda y Campagnolo habían sido electos en 1973 y el mismo día del golpe, el 24 de marzo de 1976, fueron secuestrados por la dictadura, que los torturó. En el caso de Campagnolo con un ensañamiento poco visto entre los miles de casos registrados. Nunca recuperó su salud a raíz de la crueldad a la que fuera sometido y murió en 2003. En el acto del jueves estuvieron sus hijos.

   “Como autor de este proyecto, como parte de este cuerpo y fundamentalmente como parte de la militancia de la democracia, de la paz y la vida, vengo a reivindicar a estos dos hombres que, independientemente al partido que pertenecieron, honraron la democracia y fueron para todos los santafesinos estandartes de una bandera que tiene que ver con vivir en un mundo mejor, vivir en un mundo en paz y tratar de realizar a través de la política los sueños colectivos”, dijo Busatto. Desde cada bancada fueron sumando adhesiones y consideraciones sobre los homenajeados.

   A su turno, Dunda dijo: “Hemos aprendido que la democracia no solo no viene dada, sino que ella misma es la constituyente de un proceso, una tarea continuamente creciente y expansiva que requiere energías e imaginación para cambiar estructuras que la ponen en riesgo al impedirle su consolidación. Cambiar las estructuras provinciales es la misión de hoy ante que estas se derrumben sobre nuestras cabezas. La imagen que nos mostraron los diarios del gobernador (Antonio) Bonfatti, mi amigo, al que conozco desde la adolescencia, asistido entre lágrimas por sus vecinos al momento de ser víctima de una balacera en su casa, les recuerda a quienes hemos pasado por esos trances que la hora de atender la gravedad de lo que pasa ha llegado. En este recinto he reclamado por la municipalización de todo el territorio provincial. Que significa en definitiva comprometer al pueblo con la cosa pública”.

El día del golpe. El golpe de Estado en Santa Fe lo condujo el coronel José María González, quien reemplazaría al gobernador Héctor Sylvestre Begnis. Las dependencias de la Guardia de Infantería Reforzada (hoy Jefatura de la Unidad Regional I) funcionaron como base operativa, centro de detención y torturas. En ese edificio funcionaba el Comando Radioeléctrico, la Guardia de Infantería y la Oficina de Coordinación del Area 212, y además grandes pabellones y calabozos por los que pasaron más de mil santafesinos fue poblada durante años por hombres, mujeres, adolescentes y hasta bebés nacidos en cautiverio.

   La semana del 24 de marzo de 1976 fuerzas de Ejército y Policía detuvieron a cientos de militantes y funcionarios en sus casas, en las calles, en el trabajo, en sindicatos, en la Legislatura provincial. En esos días Campagnolo, Dunda y Eduardo Félix Cuello fueron detenidos, salvajemente golpeados y torturados, y luego encarcelados en Coronda, debiendo el intendente pasar por tratamientos médicos para salvar su vida.

   Por el hecho, del que participó un grupo de represores, y era responsable la plana mayor de oficiales, sólo hay tres imputados: José María González, Jorge Roberto Diab (segundo jefe del Destacamento de Inteligencia 122) y Ricardo José Salomón, quien fuera oficial de la Guardia de Infantería.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario