Edición Impresa

Reclaman al municipio que vete la prohibición de estacionar en 10 calles

Comerciantes irán a la Justicia si no logran una respuesta favorable. Ediles opositores piden suspender la medida hasta dar con alternativas.

Jueves 03 de Julio de 2014

Recrudece el rechazo sectorial a la prohibición de estacionar en diez calles del centro de Rosario, aprobada hace una semana en el Concejo. Comerciantes, acompañados por ediles de la oposición en sus planteos respecto de las consecuencias que detonará a partir de agosto próximo la nueva normativa, reclamarán mañana a la intendenta Mónica Fein que vete la restricción. Y, de no obtener una respuesta favorable, presentarán en Tribunales un amparo (ley 10.000 de intereses difusos) en pos de frenarla. Por su parte, el edil radical Jorge Boasso pidió suspender la iniciativa hasta que no se dispongan lugares alternativos para aparcar los vehículos. Sin embargo, el secretario de Gobierno municipal, Fernando Asegurado, negó perjuicio alguno y enfatizó que el mandato es en beneficio de una ciudad "sustentable e integrada".

A la reacción inicial de la Asociación Amigos de la Peatonal Córdoba y otros empresarios frente a la ordenanza que prohíbe el estacionamiento en 70 cuadras del área central de Rosario, de lunes a viernes, de 7 a 2, le siguió una reunión realizada ayer en el Palacio Vasallo, de la que surgió la decisión exigirle a Fein el veto de la norma. Caso contrario, los comerciantes presentarán un amparo para solicitar que no se innove al respecto.

Del encuentro participaron los seis concejales que votaron en contra del proyecto oficial, María Eugenia Schmuck, Sebastián Chale y Boasso, por el radicalismo, los kirchneristas Norma López y Roberto Sukerman y Carlos Cossia (Peronismo Solidario), y referentes de las peatonales Córdoba y San Martín, la Federación Rosarina de Paseos Comerciales, el Complejo de Galerías del Centro, el Centro Unión Almaceneros, la Asociación de Comerciantes de Calle San Luis y la Cámara de Artefactos del Hogar, entre otros.

"El municipio deberá presentar un plan sustentable que garantice convivencia y desarrollo económico en reemplazo de este proyecto restrictivo y sin fundamentos de movilidad sólidos", señalaron los comerciantes luego de la reunión.

Paralelamente, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) expresó su malestar por la puesta en marcha de la restricción (ver aparte).

En tanto, Boasso, acompañado por Schmuck, Chale y Cossia, solicitó frenar la aplicación de la iniciativa hasta tanto se generen espacios de estacionamiento alternativos a los que anularán.

"Esta prohibición traerá más problemas que los existentes en la ciudad, porque afectará a 240 mil usuarios por mes y no brindará opciones. También alarma el impacto comercial en el centro ya que muchos rosarinos irán a los shoppings, donde hay espacios para estacionar gratuitos", sintetizó a La Capital el radical.

Sukerman, a su turno, indicó: "Esta medida no se tiene que aplicar nunca. La intendenta debería aprovechar su facultad de vetar y dejar sin efecto la ordenanza, que realmente mata al centro, entendiendo que no es sólo una zona donde hay negocios sino que es el barrio más densamente poblado de Rosario". Una embestida opositora que también activó las defensas del bloque oficialista (ver aparte).

Por lo pronto, Fein recibirá mañana a los empresarios y comerciantes que reprueban la ordenanza. Y todo indica que la posición del Palacio de los Leones es inamovible.

Es que Asegurado volvió a negar que la restricción al estacionamiento en diez calles del centro perjudique la actividad comercial de esa zona. Y enfatizó que la medida es a favor de una ciudad "sustentable e integrada".

Tras aclarar que para la administración socialista "el comercio y la producción son ejes fundamentales", recordó que, en su momento, la activación de la norma antitabaco en los espacios cerrados y de los carriles exclusivos también provocaron rechazos.

Según la ordenanza de la discordia, no se podrá dejar el auto en 70 cuadras del área central (eliminarán unos 700 espacios para aparcar vehículos).

Las voces en contra también advirtieron que la medida potenciará el negocio de cocheras privadas, mientras que los defensores afirmaron que beneficiará la fluidez en la circulación y aumentará el uso del transporte público.

réplica oficialista

olanta de situación

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS