Edición Impresa

Rechazan pedido de Amado Boudou contra la familia Ciccone

El juez federal Luis Rodríguez desestimó ayer una denuncia por falso testimonio que el vicepresidente Amado Boudou presentó contra Nicolás Ciccone y su yerno Guillermo Reinwick.

Miércoles 13 de Agosto de 2014

El juez federal Luis Rodríguez desestimó ayer una denuncia por falso testimonio que el vicepresidente Amado Boudou presentó contra Nicolás Ciccone y su yerno Guillermo Reinwick, ex propietarios de la imprenta y también procesados en la causa.

Ambos fueron denunciados por el abogado de Boudou, Diego Pirota, luego de que declarasen contra el vicepresidente en la causa señalándolo como partícipe en al menos dos encuentros en los que —aseguraron— se mostró interesado en el salvataje de la quebrada empresa y luego en su compra.

Puntualmente, Boudou había acusado al ex dueño de la imprenta y a su yerno porque dijeron que habían negociado con él y su socio José María Núñez Carmona el levantamiento de la quiebra de la empresa a cambio del 70 por ciento de las acciones.

Según señalaron ambos al declarar como testigos primero y luego como imputados, para ello Boudou participó de dos encuentros en los que se discutió el futuro de la empresa: uno en los estudios de Telefé y otro en un restaurante de Puerto Madero.

Hace unas semanas, el fiscal Ramiro González había pedido desestimar la denuncia de Pirota por inexistencia de delito, pues tuvo en cuenta que al convertirse en imputados "desaparece el deber objetivo del sujeto activo de conducirse con veracidad".

Impulso. Ahora, el juez Rodríguez desestimó la denuncia al no contar con el impulso fiscal de emprender una investigación, requisito necesario en toda causa penal.

Además, el magistrado rechazó el pedido del empresario Núñez Carmona, amigo de Boudou, para ser querellante en la causa.

"Se carece en autos del impulso procesal pertinente, que resulta ser de una facultad privativa de la acción penal", señaló Rodríguez en su resolución.

Procesado por el juez Ariel Lijo, la situación judicial de Boudou comenzará a definirse el próximo mes: la Cámara Federal lo citó para que el 4 de septiembre próximo explique las razones por las cuales entiende que debe ser sobreseído por la apropiación de la imprenta Ciccone.

De todos modos, por tratarse de una argumentación técnica, Boudou —procesado por los de delitos de negociaciones incompatibles con su cargo y cohecho— será representado por su abogado Pirota y no concurrirá personalmente a los Tribunales.

El vicepresidente, en otra causa, también sumó otro procesamiento en la Justicia el viernes pasado, cuando el juez Claudio Bonadío lo acusó de falsear documentos en la compra de un automóvil, hecho ocurrido en 2003.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario