Edición Impresa

Raúl Pérez trazó un balance a poco más de un año de sumarse al staff de Los Pumas

"La designación la tomamos como una oportunidad y nos propusimos trabajar duro y disfrutar de estar juntos", destacó el ex segunda/tercera línea, Raúl Pérez, coentrenador de Los Pumas.

Sábado 01 de Noviembre de 2014

Hace un año, tras la disputa de la segunda edición del Rugby Championship y a pocos días de iniciar la ventana internacional de noviembre por Europa, la renuncia de Santiago Phelan sacudió el mundo Puma. El momento era crítico, de emergencia, por lo que la UAR resolvió tomar el toro por las astas y apostar por gente que venía siendo parte de un proceso que se había iniciado en 2009. Fue así como el tucumano Daniel Hourcade, como head coach, los rosarinos Raúl Pérez y Pablo Bouza y el resto del staff se vistieron de pilotos de tormentas asumiendo las riendas del seleccionado argentino. En un principio era para la ventana de noviembre, pero luego fueron ratificados hasta el Mundial de Inglaterra. De ese nombramiento, ocurrido el 29 de octubre de 2013, ya pasó más de un año: "La designación la tomamos como una oportunidad y nos propusimos trabajar duro y disfrutar de estar juntos", destacó el ex segunda/tercera línea, Raúl Pérez, coentrenador de Los Pumas y uno de los actores en esta saga.

Como el resto del staff tiene un perfil bajo, le gusta estar lo más lejos posible de las polémicas y muestra su trabajo como carta de presentación. "Más allá de la tristeza que me da lo de Tati (Phelan), soy empleado de la UAR y tengo un trabajo que hacer", había dicho en su oportunidad. A poco más de un año de asumir ese compromiso, se vieron los frutos. Corrió mucha agua debajo del puente, pero puede decirse que el balance, por muchos motivos, es positivo ya que se notó una evolución del equipo, una maduración dentro y fuera del campo de juego.

Según el entrenador, esto se da "por una mezcla de cosas", entre las que destacó el trabajo y la integración con los jugadores y la mayor experiencia. "Este fue el tercer año en el Rugby Championship y se notó el mayor trabajo que tienen los jugadores que están en nuestro Pladares. Quedó en evidencia que físicamente y por ritmo de juego están para jugar al mejor nivel. Lo hicieron primero en la ventana de junio y otros en el RCh. No hubo diferencias, se notó que hubo un plantel donde se mantenía el nivel y los cambios potenciaban, que era algo que estábamos buscando. Eso ayudó bastante al trabajo que uno tiene que hacer para el equipo", confesó Pérez a la hora de improvisar un balance.

—Una de las cosas positivas es que cada vez están sumando más jugadores que son del proyecto.

—Es cierto, esa fue la idea. Y cuando vimos que esa idea tenía fundamento, se fue haciendo realidad. Gracias a Dios cada vez hay más jugadores para ver, para tener en cuenta y para mezclarse en el nivel más alto. Todo esto se generó en 2009, cuando pensamos en meter en el mejor nivel a jugadores que se desarrollan en el país, cuestión de que la competencia internacional no sea un salto enorme. En ese sentido creo que lo estamos logrando.

—Descontando los tres partidos de la gira del año pasado, ya que ustedes se hicieron cargo una semana antes del periplo, la evolución del equipo se fue gestando semana tras semana.

—Hay procesos que son mejores que otros. Lo que nosotros le vamos a dar a este grupo es una gran capacidad de trabajo. Nadie nos podrá decir que no hemos trabajado, que no hemos metido las horas de trabajo necesarias para que las cosas que queremos salgan. Nunca dudamos y es lo que siempre hicimos. Este es un proceso que se alimenta día tras día.

—La división del staff también hace que el jugador sienta que están muy cerca y respaldado por el cuerpo técnico.

—La base de todo esto es que, como dice el Huevo (Hourcade), pensamos en voz alta y sin filtro. Tenemos esa confianza. Además todo el mundo ve que hay un grupo de trabajo, con los jugadores y entre nosotros, y eso hace que sea un placer trabajar. Todos aportan porque todos se sienten parte de esto. La estructura de trabajo que armó Hourcade dio la posibilidad de que todos se sientan partícipes, que todos puedan aportar algo. Después la decisión final es de él, pero todos tienen la oportunidad de aportar.

—¿Dónde está puesto el foco de todo esto?

—En el desarrollo del juego, siempre pensando en el Mundial de Inglaterra, el gran objetivo. Comparto con el Huevo (Hourcade) el hecho de salir a ganar, pero para mí el proceso es seguir evolucionando. Es nuestra realidad, tenemos cosas que mejorar pero hay que seguir en este camino y logicamente, tomar mayores riesgos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario