Edición Impresa

Raggio y su final de ciclo

Mientras deshoja la margarita de la estadía como entrenador de Newell’s, Gustavo Raggio volvió a dejar frases que van más allá de un mero análisis futbolístico. 

Domingo 30 de Noviembre de 2014

Mientras deshoja la margarita de la estadía como entrenador de Newell’s, Gustavo Raggio volvió a dejar frases que van más allá de un mero análisis futbolístico. Luego del porrazo ante Independiente en Avellaneda, Carozo habló nuevamente a corazón abierto. “El año fue duro y todo tiene una consecuencia. Prefiero comerme el garrón porque soy el técnico. Tengo que dar la cara y lo pagué con mi puesto”, afirmó de movida anoche. Y agregó: “No es que no tenga problemas porque sí los tengo. Perder este lugar que me costó cinco años y medio llegar, es la realidad”.

   Mientras la dirigencia de Newell’s sigue jugando a las escondidas al no oficializar al Tolo Gallego como sucesor de Raggio, Carozo demostró transparencia. “A nosotros nos servía sólo ganar para tener aspiración para entrar a una copa y a modo de prolongación de algunos buenos pasajes de fútbol que habíamos tenido en partidos anteriores”, sostuvo el DT.

   Cuando se lo consultó sobre la lesión que acusó ayer el delantero Ignacio Scocco, quien desde que volvió al Parque hizo poco y nada, el DT brindó un pantallazo general ante los medios.

   “Algunos llegaron a esta situación no por una causa en especial. Me parece que el análisis es más profundo y la crisis arrastró mi puesto. Esperemos terminar el año de la mejor manera y dando una imagen distinta ante nuestra gente. Después vendrá gente nueva”, destacó con firmeza.

   Por último, y en medio de un clima con marcado tinte de fin de ciclo, Raggio manifestó con cierto dolor antes de pegar la vuelta hacia nuestra ciudad anoche: “Lo que tenía que pasar ya pasó. Y hay cambio de entrenador”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario